Publicado el: 23 Jun 2017

El cadáver de Las Xanas era del vecino de Sograndio desaparecido

José Antonio García Fidalgo, que residía en Oviedo, fue enterrado ayer en su pueblo, desapareció en febrero y sus restos fueron encontrados por la Guardia Civil cuatro meses después en el fondo de un barranco

José Antonio, primero por la izquierda, en una fotografía reciente en Villanueva de Santo Adriano

F. R. G. / Proaza

Ayer fueron enterradas en Sograndio (Proaza) las cenizas de José Antonio García Fidalgo, el hombre que llevaba desaparecido de su domicilio de Oviedo desde hacía cuatro meses. El 30 de mayo apareció un cuerpo en avanzado estado de descomposición en un barranco en Las Xanas (Santo Adriano) que fue encontrado casualmente por efectivos de la Guardia Civil. Tras investigarse la relación con la persona desaparecida se llegó a la conclusión de que era la misma. El entierro, en el cementerio de Sograndio, tuvo lugar ayer hacia las siete de la tarde en la intimidad familiar y con la asistencia de algunos vecinos que compartieron con el los juegos en la infancia.

La Guardia Civil del Grupo de Montaña de Mieres localizó el pasado 30 de mayo un cadáver en el desfiladero de Las Xanas. Los agentes realizaban prácticas de su especialidad cuando hallaron de forma fortuita el cuerpo, es estado de descomposición, ya “de días”. El cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para investigar los motivos de la muerte, e intentar la identificación.

Posteriormente se investigó si el cadáver podía corresponder al de un hombre de 63 años desaparecido el pasado 5 de febrero de su domicilio del barrio de La Ería, en Oviedo, y que es natural del pueblo de Sograndio, en el vecino municipio de Proaza, al otro lado del valle. José Antonio García Fidalgo fue visto por última vez en Oviedo el 5 de febrero pasado. No iba mucho por su pueblo, que había abandonado en su juventud cuando entró a trabajar en la Central Lechera Asturiana y posteriormente instaló su residencia en Oviedo.

Comentarios:
  1. Ana dice:

    Tengo un pesar muy grande pues Tony no merecía lo que le pasó no me creo nada

  2. Anthony dice:

    En anteriores noticias la guardia civil decía que no había signos de violencia….que yo sepa un empujón no deja huellas y me extraña que fuera solo….quizás me equivoque… pero como dicen… piensa mal y….

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa