Publicado el: 23 Jun 2017

Quirós pide un deslinde de los pastos de Llanuces donde mataron a dos reses a tiros

El Ayuntamiento solicita además al catastro que dilucide la propiedad de unas parcelas, que eran vecinales y ahora están a nombre de una asociación

Pleno en el Ayuntamiento de Quirós/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

La matanza de dos vacas a tiros en una mortera de Llanuces, un suceso calificado de «deleznable» por el alcalde, centró hoy parte del Pleno del Ayuntamiento de Quirós, el último que se celebra antes de las vacaciones. La Corporación no analizó el suceso, ocurrido hace una semana y que «debe ser dilucidado por las autoridades competentes», sino el conflicto por el uso de los pastos, que lleva al menos dos años enconado y que «puede estar o no» detrás de ataque a las dos reses, en palabras del alcalde quirosano, Ovidio García. El regidor, que había convocado a la sesión a los vecinos afectados, explicó que el Ayuntamiento no ha estado inactivo ante el conflicto, aunque no tiene competencia para dar o quitar licencias de pastos, porque la competencia es de los vecinos, como confirmó un informe de la secretaria municipal, que señala que al no haber deslinde en las morteras nunca se ha exigido licencia para el uso de los pastos. Ante el conflicto vecinal, el Ayuntamiento pidió al Principado que procediera al deslinde y así se va a hacer, pero no se sabe cuándo por motivos presupuestarios. Mientras tanto el Ayuntamiento también ha solicitado al catastro que se clarifique la titularidad de una serie de parcelas afectadas por este conflicto pues pertenecían a los vecinos de Llanuces y ahora pertenecen a la asociación de vecinos de Santa María de Llanuces y en palabras de Ovidio García “no es lo mismo ser vecino que pertenecer a una asociación pues esto último tiene un matiz voluntario y lo primero no”.

La postura del Ayuntamiento en relación a la mortera de Llanuces para el alcalde es clara. “No hemos estado parados” manifiesta. “Es muy triste que esto haya devenido en este suceso lamentable del que desconozco los motivos últimos por los que se produce y que, en todo caso, explicará el juez competente. El Ayuntamiento está a la espera de que se realice el deslinde que decidirá si es monte público o comunal. En el caso de que se declaré monte público este Ayuntamiento solicitará que sea, siempre, de uso preferente para los vecinos de Llanuces de acuerdo a los usos y costumbres existentes y reservándose en último caso la posibilidad de poner orden”, insistió.

IU asegura que el problema afecta a más morteras usadas por ganaderos del concejo

Por su parte el grupo municipal de IU concluye que este es un problema que se extiende a más morteras y que en este momento está planteado en el tema del deslinde de las morteras de Tene, Bermiego, Salcedo y Muriellos. Es un problema común a todas porque falta la documentación que acredite la titularidad. Para Fabián Álvarez, portavoz de IU, “las morteras sean o no comunales forman parte de los pueblos y serán los usos y costumbres los que decidan sus  normas de uso. El Principado acabará calificando como de utilidad pública las morteras e incluso propiedades particulares cuya titularidad sea imposible de de acreditar. El Ayuntamiento tiene que defender los intereses de los vecinos. Los hechos que se asocian a este problema, los condeno, no deben ocurrir pero la norma vecinal es la que tiene que prevalecer.

Ovidio García volvió a reiterar la importancia de la mediación del Ayuntamiento que ha de “intentar actuar de hombre bueno y poner un poco de cordura. Esto pasa cuando se trata de normas muy antiguas que regían una sociedad muy diferente. Es lo que pasa cuando pretendemos aplicar criterios del siglo XIX al XXI».

Además, la sesión incorporó a petición de IU al orden del día una carta de los mismos vecinos, quejándose de unas obras que se habían ejecutado en la mortera, en las que no se había tenido en cuenta su opinión. IU pidió su inclusión en el Pleno porque los vecinos no habían obtenido respuesta.

Respecto a la carta, en un primer momento el alcalde se reunió con Ginés García, que es la persona que se dirige al Ayuntamiento en nombre de Llanuces, refrendado por la firma de más vecinos. En esa reunión se trató el tema de las infraestructuras que fueron pedidas por el Ayuntamiento de Lena a la consejería. Ésta dio traslado a Quirós para ver si estaban de acuerdo. Quirós autorizó la construcción, primero de una manga ganadera para el manejo de ganado de uso compartido y más tarde, de un paso canadiense y un cierre de unos 800 metros que siguieron el mismo trámite. Estas medidas se adoptaron atendiendo a criterios de buena vecindad y al hecho de que facilitaban el trabajo a los ganaderos de ambos concejos. La obra fue financiada principalmente con dinero de Lena. Los vecinos de Llanuces argumentan en su contra que habiendo sido construida en terreno quirosano y que temen que Lena pueda aprovechar la coyuntura para hacerse con la propiedad del terreno.

Tras esta exposición de Ovidio García que aprovechó para manifestar su disgusto por los términos en los que está redactada la carta, Ginés García, presente en el Pleno, ratificó el trastorno y descontento que a los ganaderos firmantes del documento y vecinos de Llanuces, les ocasiona el trazado para ellos arbitrario de estas infraestructuras.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa