Publicado el: 27 Jun 2017

Alumnos de Arquitectura de Madrid estudiarán los hórreos de Quirós

Los alumnos harán un trabajo de campo en Aciera, Villar de Salcedo, Bermiego, Tene y Coañana

Los alumnos madrileños, en Quirós/ Foto de Beatriz Álvarez

 Beatriz Álvarez/Quirós

Una treintena de alumnos de la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid ya están en  Quirós para estudiar sus hórreos, en la tercera edición de Campo de Trabajo que organiza la institución académica. Los alumnos harán un estudio sobre los hórreos quirosanos, documentando ampliamente algunas de las más importantes construcciones tradicionales, en los pueblos de Aciera, Villar de Salcedo, Bermiego, Tene y Coañana e intentarán ver la realidad del hórreo de forma diferente. La localización geográfica del trabajo en esta parte del Valle se hace obedeciendo a criterios meramente logísticos.

Los recibieron el orbayu y la niebla que mostraron una cara diferente del Valle a la que algunos de los alumnos, que repiten experiencia, recuerdan del año pasado. Recién llegados, tras instalarse en el Albergue donde se alojarán, se trasladaron por la Senda del Oso hasta las instalaciones del Museo Etnográfico donde tuvo lugar el acto de inaguración del III Campo de Trabajo en el que unos 30 alumnos del título de Grado en Diseño de Interiores de la Universidad Politécnica de Madrid, Escuela Técnica Superior de Arquitectura trabajarán intensamente esta semana hasta el próximo domingo 2 de julio.

La bienvenida institucional corrió a cargo de Eva Martínez, teniente alcalde de Quirós y de Alva Rodríguez, directora del Museo Etnográfico.

Eva Martínez, que disculpó la ausencia del alcalde que “llegará para acompañaros a lo largo de la semana”, hizo hincapié en la labor de estos dos años de colaboración destacando que “cuando venís, ponéis luz en lo que tocáis” y en la importancia de lo que se va a hacer este año “poner en valor la construcción más importante del patrimonio etnográfico asturiano: los hórreos. Un tema complicado, por la propiedad que es compartida, de actualidad por los impuestos y por el estado en que se encuentran pues los hórreos se caen”.

Alva Rodríguez por su parte tras destacar el trabajo excepcional del año pasado reconoció “que este año a mí me tocáis la fibra. Vais a ver hórreos del s. XVI, de estilo Villaviciosa que es el más decorado y en un subtipo exclusivo del concejo de Quirós. Vais a descubrir la magia de los dibujos de esos hórreos, vais a ver cosas y vais a tener que imaginar. Hay elementos decorativos que se toman de los de la Iglesia de Arrojo lo que demuestra que los autores de estas pinturas, todas realizadas con elementos naturales, utilizan la iconografía de lo que en aquel momento era lo más influyente en la sociedad,  la iglesia”. Además anticipó que el trabajo de los alumnos vestirá las paredes del museo durante las Primeras Jornadas Culturales del concejo de Quirós que sobre el hórreo se celebrarán el próximo día 30 de setiembre.

Javier de Cárdenas, Eva Martínez y Carlos Sánchez/ Foto de Beatriz Álvarez

También intervinieron Javier de Cárdenas que glosó brevemente el encanto de este valle “protegido gracias a que un cacique evitó que el tren lo atravesara” y encantado de volver a Quirós “este es mi cuarto año gracias a Alfredo que me trajo para ver que posibilidades teníamos aquí para llevar a cabo este proyecto y aquí seguimos” y los profesores, Carlos Sánchez que exhortó a los alumnos a “dejar un trocito de vosotros, aprender mucho sin dejar de pasarlo bien” y destacó que este año “el trabajo va a ser menos visible, pero si todo sale como esperamos vamos a ir con un calco de esos relieves y dibujos” y Carlos Floriano que les hablo de máxima exigencia a la hora de trabajar “tenemos que hacer un trabajo serio y fidedigno hasta donde nosotros podamos llegar: descriptivo, visual, sensitivo e interpretativo. Para ello vamos a documentarnos a partir del contacto con la gente. No debéis de olvidar que es un placer saber que vuestro trabajo va a colgarse en este museo”.

Este campo de trabajo supone la continuidad de la colaboración iniciada en el año 2015 entre la mencionada Universidad y el Ayuntamiento de Quirós. El primer año los alumnos realizaron una intervención en el entorno de la ermita de Santa Olalla de Pirueño (Llano-Quirós) que supuso la limpieza, mejora y señalización de la misma y de su entorno y a posteriori su declaración como bien de interés cultural. El año pasado la actuación se realizó en el Museo Etnográfico de Quirós y supuso la elaboración del mural pictórico de gran tamaño y que sobre la minería está colocado en la fachada da la bienvenida a los visitantes.

El programa del campo de trabajo, como así lo describe el cuaderno de actividades que con motivo del II Campo han editado este año, “tiene como objetivo fomentar en los participantes las capacidades de relación, convivencia, solidaridad, colaboración y aprendizaje de materias transversales vinculadas con la cultura y el medio ambiente, así como comprometerse al desarrollo, de manera voluntaria y desinteresada, de la ejecución de un trabajo con un evidente beneficio social”.

Durante esta semana junto al trabajo propiamente dicho, los alumnos participarán también en un concurso de fotografía, de pintura, montarán una exposición que podrá verse en las instalaciones del Museo y también se fallará el concurso de relatos sobre la Mujer en el Valle de Quirós cuyo plazo de presentación finalizó el pasado día 23 de junio y cuyos premios se entregarán en el acto de clausura que tendrá lugar el próximo sábado día 1.

Comentarios:
  1. Xixon dice:

    Sería estupendo que en otras ediciones se estudiara el patrimonio etnográfico de otras aldeas que también tienen horreos de gran antigÜedad.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa