Publicado el: 29 Jun 2017

Salas tiene quien le escriba

Por José de ARANGO

Como periodista y como Cronista Oficial de Salas me siento muy honrado en dar la bienvenida a mi concejo al periódico “La Voz del Cubia”, con matriz en la villa hermana de Grado, que junto con “La Voz del Occidente” con sede en Caroyas de Valdés y “La Comarca” que se elabora en la centenaria escuela de La Arquera, son tres medios informativos mensuales que se ocupan y preocupan de cuanto sucede en este municipio al que alguien ha titulado como Puerta de Occidente pero que el Principado no incluye en sus proyectos ni del Suroccidente ni tampoco del área central de Asturias. O sea, un concejo que no es de nadie posiblemente por motivos políticos. Pero esto es otra cuestión que habrá que abordar porque el asunto tiene tela marinera.
Juan Velarde, José Feito, Jesús Menéndez Peláez, Juan Menéndez Arango, Luís Arias son, entre otras, plumas que se han distinguido por escribir de, para y por Salas en distintos medios, algunos incluso de relieve nacional. Pero esas firmas no tenían cancha digamos que local o comarcal. No había donde escribir con la garantía de que lo que opinaban esas plumas ilustres llegase a los pueblos ahora que éstos se están quedando sin el bar-tienda que, como es sabido, son también casinos y casas de cultura. Los tres periódicos antes citados facilitan, con el reparto del pan –pan, información y cultura- la llegada a las puertas de las caserías de Salas la información fresca, cercana, a veces casi personal, que les interesa a unos vecinos demasiado solos y abandonados, unos vecinos con voto pero sin voz. Ahora ya tienen las “voces” del Cubia, del Occidente y el más modesto y pequeñín de “La Comarca”, el único medio conocido editado por una asociación de vecinos.
A mi todo esto ya me pilla no muy viejo pero si un poco mayor y por eso me alegro mucho de que la juventud de “La Voz del Cubia” llegue a mi tierra de Salas porque eso significa que uno, al fin, no está solo y que el periodismo, que hasta no hace mucho era un oficio, propicia amigos entrañables en un mismo andamio.
Como dicen en Cudillero, Fernando y Lucía, bienvenidos a bordo. Y a mandar.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa