Publicado el: 05 Jul 2017

Santa Bárbara Sistemas pintará las fachadas de la fábrica de armas de Trubia

La empresa presentó al Ayuntamiento el proyecto, que debe recibir el visto bueno de Patrimonio

El Consistorio ovetense se comprometió a agilizar los permisos y el concejal de Urbanismo aprovechó la reunión para pedir la readmisión de los despedidos

Fachada principal de la fábrica de armas de Trubia

Redacción/Grado

Santa Bárbara Sistemas, que gestiona la fábrica de armas de Trubia, presentó hoy al Ayuntamiento el proyecto de pintura de las fachadas de factoría trubieca, que lleva más de una década sin reparar. La empresa, de la multinacional norteamericana General Dynamics, ha pedido permiso al Ministerio de Defensa, propietario del edificio, para acometer las obras, y esta mañana planteó el proyecto al Ayuntamiento de Oviedo. «Al tratarse de un edificio protegido, es necesario contar con permiso de la consejería de Cultura y licencia del Ayuntamiento de Oviedo», señalan fuentes de la empresa, que pretenden que la Administración local colabore para tramitar los permisos necesarios, ya que su intención es acometer las obras este mismo año.

Los representantes de General Dynamics se entrevistaron con el alcalde ovetense, Wenceslao López, y con el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, que aprovechó la reunión para preguntar por la situación de los despedidos y reclamar su readmisión. Respecto a las obras, Fernández del Páramo aseguró que el Ayuntamiento tramitará con toda rapidez las autorizaciones necesarias, aunque al tratarse de un proyecto que afecta a un edificio protegido, es la Consejería de Cultura la que tiene la última palabra. «Como Ayuntamiento, lo más complejo será hacer compatibles las obras de la fachada con el tráfico para la colocación de andamios, pero nos comprometemos a agilizar al máximo los permisos», que afectan a un edificio de gran interés patrimonial, señaló el concejal ovetense.

Los trabajos afectarán a todo el edificio principal de la fábrica, no sólo a la fachada exterior, e incluirán la retirada de cables y otros servicios que estén obsoletos, el saneamiento de las humedades y la pintura de la fachada, respetando el color actual, que es característicos de los edificios de las fábricas de armas españolas, y responde a su imagen histórica. En principio, se´ría al Ministerio de defensa al que le correspondería acometer estas obras de mantenimiento, pero ante el deterioro de la fachada, la empresa ha decidido impulsar la reparación. Se trata de un edificio protegido, muy visible además, ya que se encuentra en un lateral de la carretera As-228, que da acceso a todos los valles del Trubia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa