Publicado el: 08 Jul 2017

«La mejor fiesta es la que se vive en presente»

Pregón de las fiestas Sacramentales de Trubia

Jesús VIZUETE

Muy buenas noches. Tócanos con orgullo a la Asociación Cultural y Recreativa de Trubia pregonar estas fiestas 2017. Sirvan por tanto nuestras primeras palabras de agradecimiento a la Sociedad de Festejos y a cada uno de sus componentes por tan monumental y garrafal fallo en la elección. Mira que había gente para llamar, y vais a convidar a este grupo. El año que viene a ver si tenéis más ojo.

No saludamos y agradecemos a las autoridades, ya sean locales, autonómicas o nacionales, porque no vemos  a ninguna, y es que por estos lares poco nos visitan,  salvo en contadas ocasiones, que no queremos rememorar por ser ya bien conocidas por el respetable pueblo.

Hecho el acto protocolario y agradecimiento incluido

lo pertinente ye prologar el pregón previamente preparado, 

que posiblemente permita persuadir a los más presentables 

la poca previsión

que en esta asociación

hemos aportado …

Así que permítannos poner punto inicial

al proyecto de pregón

que ahora les participamos.

Ocurre con frecuencia que todo pregón venga en reflejar aquello de las maravillosas fiestas que se vivieron en otros tiempos, como si fuese de vital agrado rememorar otros  momentos mejores, acaso si quiera como un guiño a la añoranza o un reflejo de un feliz momento  que nos visita en el subconsciente, como si se tratase de aquella escena de aquel cuento de Dickens, “el fantasma de las fiestas pasadas».

No,  no,  no van por ahí nuestras ideas, ni muchos menos. Todo lo contrario, pareznos una afrenta a las fiestas del 2017  tratar de recordar otras épocas y otras conmemoraciones. Eso ye pasado. Y si de lo que se trata es de divertirse no puede hablarse  nada más que en presente. Como diría un buen amigo trubieco, «la fiesta fáesla tu«. Que sí,  convecinos, que vivan siempre las fiestas en presente. Y es que no hay mejores fiestas,  que las actuales, las que se viven en este preciso momento,  en este mismo instante,  el que se disfruta, el que se siente. Las fiestas del 2017 son sin duda las mejores fiestas de Trubia. Y queremos animar a todos los trubiecos,  a todos los  amigos que nos visitan en esta  época,  y a los turistas y guiris que abarrotan nuestras callejuelas, que no paren un minuto de disfrutar de ellas. ¡Ánimo! Tenemos unas fiestas de ensueño con todo tipo de actos para todos los gustos. No puede decirse que se haya dejado nada al azar, si acaso el presupuesto, que como todo en la vida al final siempre llega la dolorosa. Hasta se afanan algunos en el dicho popular que el que algo quiere algo le cuesta, y hombre una cosa es querer  y otra sablear, porque hay que ver  cómo se ha puesto  esto de hacer fiestas de pueblo. Resumiendo, ye una auténtica temeridad. Pero que ello no nos quite la ilusión. Seguro que ya habéis disfrutado con Pelayo y sus compañeros del grupo de teatro, buenas risas y gran trabajo.

Si vos aburris con este pregón, no pasa nada, ya en breve Pasito Show no nos va a dejar  que paremos de bailar en toda la noche

El sábado todos a Quintana, ahora que pasa a manos del Ayuntamiento  tenemos tiempo aún de ver un partidín entre el Oviedín del alma….y el súper Real Juvencia, el de los veteranos, los mejores… sobre todo en peso, claro.

No os  perdáis el partido, que hay dedicatoria  a Ramonín, que jugó en el Juvencia y en el Oviedo. Y mañana por la tarde (por hoy) volvemos al río, con el descenso, cita ineludible  que para eso Trubia es  un hidrónimo. Todos al descenso folclórico  del 2017. Luego tenemos bailes regionales, con presencia  de un grupo de Euskadi, pa’ disfrutar del folclore norteño, con la ayuda como siempre de Noceu, y de noche a bailar, dos grupos, nada más  ni nada menos.  ya veréis, ya veréis lo bien que suenan. El domingo día grande, que para eso celebramos fiesta de carácter religiosa: «Las Sacramentales”. Así que a las doce en punto, misa. Todos a rezar. A la una homenaje a un paisanín del pueblo, de los de verdad, de los que merez la pena decir con orgullo que yes amigo de él y él amigo tuyo. Así que venis el domingo a dai un abrazo todos a Iti, que no se os olvide, que luego vien el vermut y pasase muy agradablemente. A la tarde juegos infantiles y parchís y campeonato de  vuelo de aviones en papelque tien truco y seguro que muchos van pasálo a lo grande, sobre todo los más neños. Y el lunes  de jira al parque de  Cataluña a comer el  bollu y pasalo a lo grande para terminar con el bailoteo de Assia. ¿Qué más podemos pedir? Así  que pongamos el trajecín nuevo, o al menos el limpio, ese que siempre nos queda bien  y realza nuestra figura y engominemos  nuestro sentido de la folixa que el tren de la diversión acaba de estacionar en la localidad de Trubia. Súbanse con nosotros, no se queden en tierra de nadie. Cojan bien  fuerte a las ganas de pasarlo bien,  y dejen atrás quebraderos de cabeza y los miles de sinsabores que en el día a día nos deja esta vida. No cejen en el empeño, pásenlo estupendamente y disfruten de ellas. Como se diría en latín, carpe diem, vive el momento. ¡Vivan las fiestas de Trubia, las del 2017!

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa