Publicado el: 17 Jul 2017

El grave problema del agua de Las Regueras

Por Geny ÁLVAREZ, presidenta de Foro Las Regueras

El mayor de los retos a los que se enfrenta Las Regueras en estos momentos es la problemática del desabastecimiento de agua para consumo. Antes de entrar en el fondo del asunto, es justo reconocer que nuestros políticos locales tienen buena voluntad para solventar el problema, pero también es necesario reflexionar sobre el hecho de que los mismos, a lo largo de los últimos años, solamente han demostrado su imposibilidad para poner soluciones efectivas al desabastecimiento que verano tras verano se padece en nuestro concejo.
Quizá por ello se entienda que justamente hace ahora un año, en julio de 2016, la Alcaldesa de Las Regueras, junto a la exconsejera de Infraestructuras, anunciaba orgullosamente en la localidad de Gallegos que las obras de renovación de la red de agua para consumo que, según ellas, pondrían fin al problema de desabastecimiento en Rañeces, Tahoces, Campanal y Mariñes, mientras tanto en ese momento numerosos vecinos de esa parroquia no contaban con agua corriente en sus viviendas.
Este problema, que no es nuevo, se debatió por primera vez en la Junta General del Principado de Asturias en octubre de 2015, a iniciativa del Grupo Parlamentario Izquierda Unida, cuando todos los grupos políticos acordaron unánimemente realizar un estudio sobre el abastecimiento de agua de Las Regueras, en concreto sobre la explotación del principal manantial de abastecimiento de nuestro concejo, en La Mofosa. Desde FORO no nos conformamos con la buena voluntad mostrada por todos los grupos políticos, por ello se presentó una enmienda a los fallidos Presupuestos de 2016 por un importe de 12.000€ para la realización de dicho estudio.
Dicho estudio llegó con retraso, se encargó en diciembre de 2016, y la mayor de las sorpresas que se encuentran en el mismo es la desactualización de los datos de los que parte para calcular las necesidades de abastecimiento en nuestro concejo, así como la falta de previsión de crecimiento de alguna de las zonas, como puede ser El Escamplero. En concreto, el número de viviendas que se utilizan para calcular, son las que había en Las Regueras en 2001, un total de 900, cuando desde entonces las mismas aumentaron un 20% en todo el concejo, concentrándose más del 60% del total de nuevas viviendas en la zona de El Escamplero y Mariñes. ¿Cómo es posible que podamos aportar una solución efectiva para los pueblos de Rañeces, Tahoces, Campanal o Mariñes como la que se desarrolló si los datos de partida sobre los que se realiza el cálculo no son los que realmente existen en 2017 sino los que había hace 15 años?
Es necesario hacer un pequeño inciso para señalar que la información sobre las 158 viviendas construidas en Las Regueras desde 2001, no nos fue facilitada por el Ayuntamiento de Las Regueras hasta que, tras cuatro meses de espera y no sin antes reiterar telefónicamente al Ayuntamiento dicha solicitud, presentamos una reclamación al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. ¿Por qué tanta demora en facilitar una información estadística cuando lo único que queremos es aportar propuestas para ayudar a solventar un problema que nos afecta a todos? Quizá en los propios datos encontramos la respuesta.
Es por ello por lo que creemos que bien desde el Ayuntamiento de Las Regueras o desde la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, debe realizarse un estudio actualizado y que tenga en cuenta las previsiones de crecimiento de cada zona de Las Regueras para poner soluciones al problema del desabastecimiento para las próximas décadas. Ahora es el momento de hacerlo, antes de acometer inversiones que podrían nacer obsoletas.
En relación a las inversiones en la red de abastecimiento de agua, no podemos olvidar que recientemente el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad, la solicitud de un crédito de 300.000 euros para mejorar la red de abastecimiento de agua para consumo en algunos pueblos del concejo, como Andallón o Pereda. Se trata concretamente de dos de las tres actuaciones más económicas de las diez que conforman el desactualizado estudio al que hacíamos referencia y que, no obstante, podrían ser adecuadas, pues no se realizan en los puntos donde se concentran los mayores problemas de desabastecimiento del concejo. Sin embargo, a partir de ahora, las actuaciones que se realicen deberían ser desarrolladas con garantías. Además, de dicho crédito podría sobrar suficiente remanente como para realizar un estudio técnico actualizado y fiable sobe el abastecimiento de agua, que no se olvide del futuro de Las Regueras ni de las grandes posibilidades de desarrollo que tiene nuestro concejo y que no se pueden ver mermadas por la falta de abastecimiento de un servicio tan básico como es el agua para consumo humano.
A tenor de ello, debemos decir que el estudio debe incluir, además de las actuaciones necesarias con un presupuesto claro y un calendario para la ejecución de las mismas, pues la realización de las inversiones que se precisan no deben partir de eventualidades ni oportunismos.
Así se lo haremos llegar esta semana, tanto a la Alcaldesa como a los grupos municipales de la oposición, porque creemos que desde la unión y con transparencia podemos aportar soluciones a un problema que nos beneficiará a todos y cada uno de los escoberos del hoy y del mañana.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa