Publicado el: 20 Jul 2017

Belmonte se moviliza contra el recorte en la escuela pública

Las familias se plantan ante la decisión de la Consejería de suprimir una plaza de profesor en el colegio de Primaria

Manifestación de padres y vecinos del colegio de Belmonte

Julio Cabal/ Belmonte

Las familias de Belmonte de Miranda iniciaron ayer las movilizaciones contra los recortes en la escuela pública, ante lo que consideran la gota que colma el vaso, la decisión de la Consejería de Educación de suprimir una plaza de profesor de Primaria. Las familias se manifestaron ayer, y los vecinos se han solidarizado con sus peticiones, colgando trapos verdes en sus ventanas. Los padres aseguran que “no pasan ni una más”, y que tienen muchas razones para estar indignados con la Consejería de Educación del Principado de Asturias. “Primero se suprimió del colegio 1º y 2º de la ESO, lo que obligó a los alumnos a hacer largos desplazamientos al instituto de Grado a más de 30 kilómetros, teniendo que viajar una media de 80 kilómetros diarios. Toda una odisea para los jóvenes belmontinos de 11 y 12 años que tienen que levantarse entre las 6 y las 6,30 de la mañana para luego permanecer en una larga jornada hasta las 15:30 horas de la tarde que llegan a sus domicilios. Llegan cansados y sin comer, con solo un desayuno o el pincho del recreo”, lamentan los padres.

Ahora denuncian que la Consejería de Educación suprime una profesora de Primaria. Tras presentar sus quejas, porque entienden que con un profesor menos la calidad educativa no es la adecuada para sus hijos, aseguran que la Consejería de Educación les contestó tajantemente que se quedan sin una plaza de Primaria.

Los padres se sienten discriminados por vivir en una zona rural y quieren que la situación cambie. Por eso empezaran una campaña de protesta  donde colgaran un distintivo de color verde en las ventanas de sus domicilios, negocios, coches, camiones, tractores, etc… La siguiente medida será presentar escritos por todos los vecinos, asociaciones, etc… a la Consejería de Educación en protesta por dicha decisión y por último si a comienzo de curso no reciben una notificación satisfactoria se realizara una huelga indefinida donde los alumnos no asistirán a clase hasta que se dé una solución al problema planteado.

Los vecinos del concejo de Belmonte de Miranda no entienden que si se quiere “fijar población” una frase muy en boca de políticos y expertos cuando hablan de evitar la desaparición de la zona rural, empiecen suprimiendo la educación, los vecinos entienden que hay que empezar porque las familias tengan donde escolarizar a sus hijos, también en la educación secundaria.

Comentarios:
  1. Felix Botamino dice:

    Me solidarizo con todos los vecinos del concejo de Belmonte y espero que consigan que la consejeria de educacion de marcha a tras y si no lo consiguen en las prosimas elecciones a la calle todos los del partido que nos govierna tan mal

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa