Publicado el: 29 Jul 2017

Cortes reivindica a los misioneros, «voz de los que no tienen voz»

La iglesia quirosana se quedó pequeña en la celebración de la festividad de San Melchor, por primera vez día festivo en el concejo

Los misioneros asistentes al encuentro de Cortes/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

La Iglesia asturiana aprovechó ayer la celebración de la festividad de Sasn Melchor de Quirós para reivindicar el papel de los misioneros, en un emotivo encuentro en el que dieron su testimonio los asturianos y asturianas que han dedicado su vida a trabajar en los lugares más desfavorecidos de la tierra. Con la pequeña iglesia de Cortes repleta de fieles, tras la Eucaristía -que fue presidida por el vicario Jorge Juan Fernández sangrador (el arzobispo, Jesús Sanz Montes, excusó su presencia)- ofrecieron sus testimonios cinco misioneros: Carmen Fernández, que lleva 12 años trabajando en Guatemala y cuya asociación «Sembrando vida y paz» trabaja desde un basurero en cuatro pilares fundamentales, alimentacion, vivienda, salud y educación; Alejandro Catalina, de la misión diocesana en Benín; Engracia Álvarez, dominica en Brasil desde hace 42 años; Fermín Riaño, en Tailandia desde 1991 y que entregó a Miguel Coviella, párroco de Quirós una imagen de la Virgen de Vang, traída desde Vietnam. Pero sin duda el testimonio más fuerte fue el de Araceli Revuelta, de 96 años, que lleva 63 años en Bolivia y que dijo que «los misioneros son voz de quien no tiene voz», «hay que pedir por las vocaciones pero no solo por las vocaciones religiosas», haciendo referencia a la profunda crisis de valores de nuestra sociedad, para finalizar recordando que «no podemos tener miedo, tendremos que ser prudentes, pero no tener miedo.»

La celebración fue presidida por Jorge Juan Fernández Sangrador, vicario general de Oviedo, que tuvo un recuerdo especial para Luis Legaspi, antiguo delegado de misiones recientemente fallecido a la edad de 93 años y para Félix Rubio Camín, gijonés, también fallecido este año en Veracruz (México) a los 82 años.
El vicario general hizo un resumen de toda la actividad realizada este año que concluirá en noviembre con la beatificación de José María Fernández, natural de Oviedo. Con él serán treinta y cinco los beatos nacidos en Asturias, lo que pone de manifiesto cómo esta diócesis «ha brillado por el testimonio, la santidad y la entrega de sus hijos».
Fernández Sangrador glosó la figura de San Melchor y cómo «si leemos su vida podemos encontrar el sustento de la misma en el tejido, en la urdimbre que en torno a su familia y a los valores que le inculcaron se teje desde esta aldea de Cortes. Unos valores que le enseñaron cómo funciona la vida, las claves de la convivencia y que favorecieron su formación y el crecimiento de su religiosidad.»
También tuvo palabras de ánimo para los fieles presentes que hoy se enfrentan a su misión «de forma no menos difícil que San Melchor, pues son muchos los retos y desafíos totalmente novedosos en una sociedad nueva, lo que hace que vuestra tarea sea compleja y difícil.»

El coro parroquial de Santa María de Trubia puso todo su interés y buen hacer en acompañar la celebración, que también contó con la presencia de la Banda de Gaitas El Teixo Manolo Quirós.

Iglesia de Cortes, ayer, durante la celebración del día de San Melchor de Quirós/ Beatriz Álvarez

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa