Publicado el: 02 Ago 2017

El Principado autoriza la nueva subestación de Santa María

La consejería de Infraestructuras considera que la infraestructura “no tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente” y la exime de tramitar un estudio de impacto ambiental

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies acusa a la Administración regional de “ser un coladero”

La actual subestación de REE

Redacción/Grado

Luz verde para la nueva subestación de Santa María de Grado. El Principado ha autorizado el proyecto, según la resolución publicada hoy en el BOPA, y exime a la empresa Saltos del Navia de someterse al trámite de una evaluación de impacto ambiental, ya que considera que “vistas las aportaciones recibidas durante la fase de consultas, no tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente más allá de los ya evaluados y analizados en la citada documentación”. La resolución establece como medidas de protección del entorno las propuestas en su proyecto por la propia empresa, que firmó un convenio con el Ayuntamiento de Grado para que facilitara la tramitación administrativa, a cambio del pago de 225.000 euros, una cantidad que supera la que tendría que haber abonado la empresa por las licencias, y que se destinará al ahorro energético de la villa.

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha hecho público un comunicado en el que acusa a la Administración regional de “ser un coladero”, y denuncia que los vecinos de los pueblos del entorno (Santa María, Llera y Barredo) soportan las molestias de numerosas infraestructuras, como son “la actual subestación de 400 KV de Red Eléctrica, la autovía A-63 Oviedo– La Espina; la carretera nacional N-634; la presa de Santa Eulalia y embalse de Valduno sobre el río Nalón; la Línea de FEVE C-7 entre Oviedo y San Esteban de Pravia, por lo que no parece de mucho sentido castigar más a estos vecinos con más infraestructuras que afecten a su calidad de vida ya muy afectada”. Destacan además que “un grave problema de las subestaciones son los efectos de los campos electromagnéticos de baja frecuencia los vecinos ya padecen una de 400 KV, carece de sentido someterlos a una más de 132 K, problema que no se estudia con detalle”, por lo que vuelven a expresar su rechazo al proyecto.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa