Publicado el: 05 Ago 2017

Un tevergano y un gallego exploran la cueva de Vega de Anzo

Descubierta en 2009, es una de las principales cavidades del concejo de Grado, con formaciones de gran belleza

Los dos espeleólogos con el neopreno, tras salir de la cueva

F. Romero / Grado

Benito Sánchez Miniño, del Club de Espeleología de Aradelas de Vigo y el tevergano Miguel Rodríguez García, que gestiona el hotel El Balcón de Agüera, visitaron el pasado 1 de agosto la cueva de Vega de Anzo, descubierta hace ocho años, toda una experiencia. “Nos gustó mucho” explica Benito. “Se trata de una cueva que tiene un acceso complicado, con un cauce activo, con muchas formaciones y muy bonitas. Tiene un primer tramo de 150 metros en el que hay que reptar, muy complicado, aunque los espeleólogos valoramos esas entradas porque restringen el acceso y son disuasorias lo que las preserva mejor y evita que haya accidentes. de hecho está muy bien conservada gracias a esa situación y a que está cerrada por un candado”. Los dos espeleólogos siguieron la ruta ya explorada, de algo más de un kilómetro y permanecieron en su interior durante unas cinco horas.

La cueva de Vega de Anzo fue descubierta en 2009 gracias a las indicaciones de los vecinos por los espeleólogos Evaristo Paulino Prieto, del Club de Espeleología Hades, de Oviedo, y Rubén Fernández Valencia, del Club gijonés Gema. La cavidad se encuentra en la zona de Llugar, próxima al río y dispone de una sala grande con numerosas estalactitas y estalagmitas. Probablemente se trate de la cueva más importante de todo el municipio en cuanto a desarrollo y a presencia de espelotemas

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa