Publicado el: 15 Ago 2017

Quirosanos del 67 celebran juntos su medio siglo

Tiraron de registro civil y reunieron a 23 de los 48 niños inscritos ese año, entre ellos Juan Carlos Vázquez, que fue alejado del pueblo con un mes y que compartió comida con los que podrían haber sido sus compañeros de pupitre

Los quirosanos del 67, en la foto de familia/Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

Los quirosanos nacidos en 1967 se reunieron el domingo en el albergue de Quiros para celebrar su medio siglo. Acudieron 23 de una lista de 48, localizados tras un año entero trabajando para celebrar esta comida de hermandad, que es la primera vez que hacen. Una ardua tarea la que realizaron a partir de la lista que sacaron del Registro Civil, que completaron de memoria, repasando compañeros de colegio y los que estudiaron fuera pero venían mucho, y también contactando con quirosanos de ese año que no fueron inscritos en el concejo. Blanca la de Isidro, de Las Agüeras, por teléfono y redes sociales y Candi de Bermiego y Puri de Toriezo sobre el terreno se encargaron de localizar a todos, solo quedaron cinco sin localizar. También se llevaron la sorpresa de que entre todos ya hay tres fallecidos. Repartidos por el mundo no pudieron venir desde Londres o Madrid, pero si lo hizo Lucía de Alcañiz que contaba a este medio que tuvo que coger tres autobuses para llegar a tiempo y Fernanda desde Barcelona. Mención aparte merece Juan Carlos Vázquez. al que localizaron por redes sociales. Nacido en Bárzana en noviembre del 67, en la última casa bajando hacia San Salvador que hoy es verde. La construyeron sus abuelos (Segis el carpintero y Rosa de Bermiego) y en ella también nació su tío Juan Bautista. Con apenas un mes la vida les obligó a irse a vivir a León. “Yo tengo muy a gala lo de ser quirosano, así que me hace una ilusión tremenda vuestra invitación”. Juan Carlos Vázquez se encontró con los que tenían que haber sido sus compañeros de pupitre, probablemente su primera novia y sus amigos de salir si se hubiera quedado en Quirós. No conocía a nadie, pero los conoció ayer a todos. Previamente él junto a sus padres había subido a visitar a la Virgen de Alba y casualmente la capilla estaba abierta para recibirlos.

Luci y Candi de Bermiegoen primer término. Detrás, Puri de Toriezo y Maite de Bárzana, nieta de Nicasio/ Foto de Beatriz Álvarez

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa