Publicado el: 23 Ago 2017

Bandujo, el primer ayuntamiento de Proaza

Por Loli GALLEGO
[Desde Proaza]

Desde que en el mes de junio de 2015 se publicó en este medio en esta misma sección “El año que fuimos libres” mi curiosidad se acentuó para saber más y si era posible conseguir el documento que avalaba este título, que era una cédula real conocida también como albalá o carta real.
La investigación me llevó casi dos años, ya que lo único que conocía era que entre 1853-855, el gobernador de la Provincia había enviado a los Ayuntamientos que remitieran a la Real Academia de la Historia toda la documentación que estuviera en su poder para, y de esta forma, poder hacer colecciones de los fueros municipales, cartas pueblas y detalles sobre usos y costumbres .
El Ayuntamiento de Proaza contestó que durante la Guerra de la Independencia había sido destruido el archivo municipal. Solo se conservaba una real cédula del rey Felipe II, fechada en 1579 de la enajenación del concejo, más el nombramiento de oficios de escribanías, justicias y demás dependientes.
Con esta orientación me dirigí a la Real Academia de la Historia, solicitando el citado documento. La contestación fue que no existía. No obstante me enviaron una copia de una carta manuscrita datada en el siglo XIV donde se rendía pleito homenaje al obispo de Oviedo don Gutierre de Toledo.
Como por este conducto no recibí lo que buscaba, me dirigí al Archivo General de Simancas. Aquí tuve la suerte de que el documento que pedía sí existía. Puedo decir que llevé alegría pues conseguí lo que tanto buscaba, que era la confirmación, como luego vi, de la cédula real en la que el rey Felipe II concedía la enajenación del concejo de Proaza, mediante el pago de 2,1222.790 maravedís, los cuales fueron recaudados por lo vecinos del concejo y un empréstito concedido por un prestamista de Valladolid que, según consta, no fue completamente satisfecho.
De esta manera el 9 de febrero de 1580 los vecinos de Proaza toman posesión del concejo representados por don Andrés de Prada y don. Pedro Tuñón, a la sazón regidor del concejo y el 16 de julio de 1581 se forma el primer Ayuntamiento en el pueblo de Bandujo, permaneciendo en este lugar hasta 1704, que residirá en Proaza hasta el momento actual.
Por el hecho de haber sido redimido con la aportación de los vecinos, éstos pasan a ser hidalgos pudiendo nombrar a sus justicias y jueces nobles teniendo en la Junta del Principado la tercera parte del voto por haber sido Concejo de obispalía y ocupando el asiento número 54.
Hasta aquí la historia de nuestra independencia de la Iglesia pasando de ser concejo de señorío a realengo, recuperando nuestra libertad como ciudadanos libres avalado por la Cédula Real refrendada por Su Majestad don Felipe II.
Y como prueba, la copia de la primera página de las veinticuatro que componen el Albalá que ilustra este artículo.
Dentro del documento consta también la redención del concejo de Santo Adriano, hasta entonces coto del monasterio de Tuñón.Y por su independencia pagaron los vecinos junto con el abad de Tuñón don Andrés de Prada, la cantidad de 1,589.294,5 maravedíes.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa