Publicado el: 23 Ago 2017

Frente común de Candamo, Las Regueras e Illas contra el lobo

Los tres alcaldes suscriben una petición conjunta al Principado para que lleve a cabo acciones de control de la población de la Sierra de Bufarán

Candamo registró en el último año 40 animales muertos, y en Illas, en dos meses, se perdieron 21 animales, entre cabras y ovejas

Lobo ibérico / Foto de Carlos

 

F. R. / Candamo

Las alcaldesas de Candamo y Las Regueras, Natalia González y Maribel Méndez y el regidor de Illas, Alberto Tirador, han suscrito conjuntamente un escrito dirigido a la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente del Principado solicitando que la Administración tome medidas cuanto antes para evitar los daños del lobo a los ganaderos de la zona. En los últimos meses los cánidos se han movido por estos tres concejos, procedentes seguramente de la sierra de Bufarán, en donde se cree que hay alguna manada.

La propuesta se lleva a cabo después de que Alberto Tirador se reuniera el pasado 18 de agosto con el consejero del área, Fernando Lastra, quien les animó a que redactaran un escrito explicando las razones y proponiendo soluciones ante esta problemática. También acudió el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano.

Los alcaldes destacan que sus concejos no son zona lobera, por lo que consideran que en sus territorios “no cabe presencia de lobo”.

El Ayuntamiento de Candamo ha sido el que más reuniones ha mantenido con los ganaderos y con la Consejería para tratar de buscar una solución a este problema y a otros relacionados con la fauna salvaje, dado que es este concejo el que más ataques ha sufrido por parte de los cánidos. desde la primera reunión, y según se detalla en el escrito remitido al Principado, Candamo registró al un total de 14 ataques, con unos 40 animales muertos, sobre todo ovejas y cabras, pero también algún potro. Los pueblos colindantes con la sierra de Bufarán, como Llamero, ventosa, Faces, Agüera, Cuero o Villar, son los más afectados, “aunque también hemos documentado casos al otro margen del Nalón (Aces, Santoseso, Prahúa, Mortera), además en Las Canales, junto a San Román, y en Santolaya, en el límite con Soto del Barco.

En Illas, “en los meses de julio y agosto se produjeron al menos ocho ataques, cuatro de ellos en el pueblo de La Peral, el resto en Rozaflor, con un total de 21 animales muertos (11 cabras y 10 ovejas). En las Regueras se registraron ataques sobre todo en marzo y abril. según el escrito remitido por los alcaldes a la consejería. En concreto, solicitan “la adopción de las medidas necesarias para frenar los daños ocasionados por el lobo en nuestros concejos, así como un mayor esfuerzo para controlar la especie, aplicándose de manera urgente el plan del lobo, lo que traería consigo que en los concejos de Candamo, Las regueras e Illas no cabe la presencia de lobo”.

 

Comentarios:
  1. Jose luis dice:

    Y quedan por decir los ataques producidos en grado llegando a matar en la estación de tren,que ademas los de grado pasan de defender nada

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa