Publicado el: 27 Ago 2017

La huerta de Grado, arrasada por la tromba de granizo

“Nos ha dejado sin nada, y lo peor, tememos perder la simiente”, lamentan agricultores de la veiga moscona

Los alcaldes de Belmonte y Grado hacen recuento: coches abollados, persianas y canalones rotos, bajos inundados y un terraplén argayado en El Charcón

Una plantación arrasada por la pedriza en la veiga de Grado/ Foto de Marina Solís

Redacción/Grado

Diez minutos apedreados por el cielo. Esto es literalmente lo que vivieron ayer por la tarde los concejos de Belmonte de Miranda y Grado, que hoy hacen recuento de daños. En Grado la que más ha sufrido es la fértil huerta, de la que viven no pocos agricultores. Hay cosechas arrasadas, además en un momento de inicio de la recogida de la faba. Pimientos, pepinos, vainillas, plantaciones de tomates, el granizo ha causado grandes destrozos. “Nos ha dejado sin nada, y lo peor, tememos perder la simiente de la próxima cosecha”, cuenta una productora de la veiga de Grado, que vende en el mercado, “aunque hemos quedado que poco más vamos a vender”. Unos daños que aún no están evaluados, y que se extienden a numerosos coches, tejados, canalones, y espacios públicos como el aparcamiento de El Charcón, “donde marchó con el terraplén”, según enumera el alcalde moscón, José Luis Trabanco. A él la tromba le pilló trabajando en su despacho del Ayuntamiento, y fue uno de los que tuvo que avisar a los servicios municipales para evacuar el agua que se había colado en los bajos de la Casa Consistorial, “y que podía dañar al material informático”. Hoy toca limpiar las calles y mañana, lunes, el Ayuntamiento hará una evaluación de los daños, señala Trabanco.

En Belmonte el recuento de los efectos de la tromba de granizo es similar, según señala la alcaldesa, Rosa Rodríguez. “Ha dejado canalones rotos, tendejones y mucha huerta estropeada”, resume la regidora, ante un fenómeno atmosférico que ha dejado estupefactos que quienes lo sufrieron, por su inesperada virulencia.

En Selviella una vivienda sufrió cuantiosos daños, ya que el granizo rompió las tejas y entró el agua en toda la casa por el techo, informa Julio Cabal. La Agencia Estatal de Meteorología había anunciado ayer riesgo de tormentas, procedentes de Galicia, una alerta que hoy ha levantado, aunque se mantiene en la comunidad autónoma vecina.

 

Plantación de fabes arrasada en Grado/Marina Solís

Daños en un tejado en Belmonte/ Julio Cabal

Un letrero comercial, en la calle en Grado/ Foto de Joaquín Fuentes

Persianas agujereadas en Grado/Foto de Joaquín Fuentes

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa