Publicado el: 10 Sep 2017

Arranca un curso escolar marcado por conflictos en la comarca

Padres de alumnos de Belmonte, Las Regueras y Trubia auguran un inicio polémico a causa de las plantillas del profesorado y el transporte escolar

Movilizaciones en Belmonte de Miranda

F.R. / J. C. / E. M./ Grado/ Belmonte / Las Regueras

El curso escolar arranca mañana lunes en toda Asturias y también en la comarca del Camín Real de la Mesa y Trubia en donde en algunas localidades hay polémicas de padres con la Consejería de Educación por reducción de plantilla de profesorado o transporte escolar. Los puntos más críticos están en Belmonte, en Las Regueras y en Trubia, en concreto en Villarín.

La Asociación de Madres y padres del colegio publico de Belmonte de Miranda ha decidido desconvocar la propuesta, tras lograr frenar en parte los recortes previstos por la consejería de Educación para el nuevo curso escolar. El Gobierno regional ha decidido adjudicar una plaza de maestro a media jornada, en vez de suprimirla completamente, como habían anunciado a la dirección del centro y a los padres antes del verano. El AMPA no renuncia, sin embargo, a recuperar en próximos cursos la plaza a jornada completa que hasta ahora tenía el colegio. “Seguiremos luchando para que el próximo curso volvamos a tener la plaza a jornada completa”, aseguran, aunque no será a través de la huelga indefinida que preveían si se amortizaba completamente este puesto de profesorado.

En Las Regueras hay un grupo de seis chavales del concejo de Bachiller que se quedaron sin transporte al instituto de Trubia. El consorcio de Transportes y la Consejería no han solucionado el problema y aunque son conscientes de que en este nivel de estudios la enseñanza no es obligatoria y no tienen derecho a transporte consideran que habiendo sitio el los autobuses de los alumnos de la ESO podría buscarse una solución. Sin embargo la cuestión es que este curso
el autobús va completo. Las quejas vienen de que se les ha informado muy tarde y ya están matriculados y con los libros comprados. Los hay que viven en pueblos sin transporte y algunos padres no disponen de coche, lo que puede motivar que no puedan estudiar. El colectivo afectado ha pedido presupuesto a un taxista de Grado y saldrían a pagar unos 165 euros al mes por alumno, una cantidad muy elevada, ya que antes venían pagando unos 36 euros al mes. Afirman que si lo supiesen desde junio les podrían haber matriculado en el IES Monte Naranco de Oviedo, en el que si existe transporte escolar y línea regular de viajeros.

En Trubia también hay polémica con el transporte escolar para llegar al colegio de Villar desde algunos pueblos. Tras la reunión llevada a cabo por los representantes del AMPA y la directora del colegio recuperaron su transporte gratuito y necesario. Tras esos acuerdos los padres y madres de Villarín solicitaron que se tuviera en cuenta que sus niños de este pueblo no tenían línea y pidieron que se creará una para darles cobertura. “Cuál será nuestra sorpresa cuando el jueves día 7 pasada la una de la tarde la directora del Villar recibe un correo del consorcio de transporte en el que no solo rechazan tajantemente la creación de esa nueva ruta a Villarín sino que para más inri nos quitan la parada que teníamos aprobada en la Fonda”, señala una de las madres afectadas. El problema afecta a  6 niños cuyas edades oscilan entre los 3 y los 7 años de edad.

Por otro lado, en este curso los niños de primaria del colegio de Soto se trasladan por primera vez al Villar, dado que el centro de este barrio trubieco será convertido por el Ayuntamiento en un equipamiento para niños de 0 a tres años.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa