Publicado el: 12 Sep 2017

El polideportivo de Trubia se retrasa para incluir un gimnasio

La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, ha solicitado una modificación del proyecto para incluir el equipamiento, que inicialmente no estaba previsto

La edil visitó las obras de accesibilidad de la pasarela de Soto a Trubia, que se ampliarán para hacer una gran rampa de 80 metros que permita el paso desde el barrio de Nalón y la Senda Verde

Elvira Fernández, Ana Rivas y Valentín Álvarez, frente a la nueva rampa que permitirá acceder a la pasarela desde Trubia

L. S./Trubia

El nuevo polideportivo de Trubia tendrá un gimnasio. La concejala de Infraestructuras, Ana Rivas, confirmó esta tarde que el proyecto será modificado para incluir esta instalación, tal como reclaman los vecinos. “La petición nos fue trasladada por la presidenta del distrito de Trubia, Cristina Pontón. Revisamos todos los antecedentes del proyecto y en ninguno constaba la petición del gimnasio, pero no obstante ya hemos informado a los redactores de que deben incluir una modificación para que el polideportivo cuente con ese equipamiento”, señaló Rivas, que teme que el cambio retrase el inicio de la obra. “Estaba previsto licitar las obras e iniciarlas este año, pero este cambio que obliga a modificar el proyecto quizá suponga algún retraso”, reconoció.

La concejala hizo estas manifestaciones durante una visita a las obras de accesibilidad de la pasarela, que finalizarán el próximo 15 de octubre, y están ya casi culminadas (a falta de barandillas y remates) en la zona más cercana a Trubia. En la parte que entronca con el puente sobre el río que lleva a Soto se ha colocado una plataforma que permite salvar los escalones que había hasta ahora, que hacían inaccesible el paso para personas con movilidad reducida. La tarima del puente se inclinará para que se acceda a través de una suave pendiente hasta esta nueva plataforma de hormigón, que ya está construida.

El Ayuntamiento de Oviedo tiene previsto hacer otra obra más de accesibilidad en esta pasarela, para conectar el paso con el barrio de Gortayo y la Senda Verde. En la actualidad, sólo se puede acceder a través de un empinado tramo de escaleras. La obra, sin embargo, no es ni barata ni sencilla, según señaló el ingeniero municipal, Ignacio Ruiz Latierro: será necesario para salvar el desnivel cumpliendo la normativa hacer dos rampas, en zig zag, con 80 metros de longitud cada una, una obra con un presupuesto estimado de 360.000 euros, y que está en anteproyecto, pendiente de ser autorizado por la Confederación Hidrográfica, según señaló la concejala. “Esperamos licitar la obra este año, para garantizar la financiación con el remanente de Tesorería, aunque cualquier obra en este entorno tiene una complejidad burocrática enorme, porque requiere permisos de Adif, de la Confederación, etc”, señaló.

Además de las obras de la pasarela, y su ampliación, y del proyecto del nuevo polideportivo, el Ayuntamiento tiene en marcha las obras del nuevo cuartel de la Policía Local y la reordenación del tráfico en Soto de Trubia.

A la visita acudieron dos representantes vecinales, Elvira Fernández, de la Asociación de Vecinos de Trubia, y Valentín Álvarez, de la plataforma vecinal. Ambos coincidieron en que la obra de accesibilidad era imprescindible, y está quedando bien, pero lamentaron el estado en el que está el puente sobre las vías, la única parte de la conexión entre Soto y Trubia que no es municipal, y sigue siendo propiedad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias. También pidieron que se estudie la manera de hacer más accesible a personas con movilidad reducida la Senda Verde, ya que no tiene ninguna rampa que la conecte con la calle Suárez Inclán, y hay que llegar hasta el final del recorrido, hasta la piscina, para poder entrar o salir de este tramo con una silla de ruedas.

Ana Rivas, de espaldas, contempla la obra al lado más cercano a Soto, donde ya se ha colocado una plataforma (al fondo) y ahora se elevará la tarima del paso formando una pendiente suave

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa