Publicado el: 22 Sep 2017

El alcalde de Somiedo invita al Rey a volver para ver los osos

El pueblo somedano acoge con cariño la visita del monarca, que viajó sin Leticia, y que presidió los actos del centenario de la central hidroeléctrica de La Malva

El concejo, tomado por la fuerzas de seguridad, los periodistas y los coches oficiales

El presidente de EDP, el portugués Antonio Mexía, dice que las energías renovables tienen base histórica en el centenario salto somedano

Fernando Romero / Somiedo

El Rey de España visitó esta mañana Somiedo para presidir los actos del centenario de la central hidroeléctrica de La Malva, la más antigua de Asturias. Llegó hacia las 11,30 de la mañana sin Leticia en el coche de la Casa Real desde Villablino, adonde había llegado en helicóptero. Desde primeras horas de la mañana el tranquilo valle de Somiedo  fue un escenario por el que transitaban sin cesar coches negros, ‘audis’ con lunas tintadas, coches de la Guardia Civil, helicópteros… El punto de destino era la central hidroeléctrica de La Malva, de EDP, que celebra este año su centenario. Allí le esperaban el ministro de Energía, Álvaro Nadal, el presidente del Principado, Javier Fernández, el presidente ejecutivo de EDP Antonio Mexía, el Delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, el alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández Fervienza, y numerosas autoridades civiles y militares, políticos, empresarios…

Felipe VI visitó las instalaciones de La Malva, en pleno corazón del Parque Natural de Somiedo y que entró en funcionamiento en 1917. Allí le explicaron que en sus primeros cien años la Malva generó más de 3 millones de megavatios hora. El Rey estuvo en la sala de control y también fue el primer visitante de la exposición, que a partir de ahora estará abierta al público, en el antiguo taller y en donde pueden verse distintas máquinas y herramientas de la época. El recorrido finalizó en una zona con un simulador de una sala de control que permitía conocer cómo se arranca y paran los grupos generadores de La Malva. Felipe VI le dió al botón que ponía en marcha el grupo 2. Lo hizo desde el pupitre de control original, que se conserva en la sala de máquinas.

El presidente del Consejo de Administración Ejecutivo de EDP, Antonio Mexía, agradeció la visita del Rey  y destacó que “la celebración de estos cien años son una muestra de la importancia de la energía en el desarrollo de la sociedad, respetuoso de los recursos naturales y que resume bien cómo nos gusta hacer las cosas y porqué esta central es importante dentro de EDP. Por esa utilización respetuosa de los recursos nuestro grupo es líder mundial del Dow Jones Sustainability Index”, dijo Mexía.

El alto ejecutivo de la compañía  añadió que desde hace décadas EDP “tiene un papel destacado en el mercado ibérico de la energía y afirmó que la apuesta de su grupo por el mercado español “es contundente, con más de 10.000 millones de euros de inversión en poco más de una década”

Concluyó señalando que casi un siglo después “otras grandes ideas continúan ayudando a nuestro grupo a ser un líder mundial en energías renovables con base aquí”. Tras el discurso de bienvenida de Mexía, fue el momento para una gran foto de familia con el fondo del sonido de las gaitas y un paisaje espectacular de las peñas de Somiedo.

Gran despliegue mediático y muchas caras conocidas

El personal de EDP lleva meses trabajando para que el evento de hoy saliera a la perfección. Una treintena de periodistas, incluidos los de La Voz del Trubia muy presente siempre en este concejo, acudieron a cubrir el evento. Muchos asturianos, pero también de Madrid y una agencia portuguesa de noticias. La carretera desde Belmonte de Miranda hasta Somiedo estaba en perfecto estado de revista y había sido desbrozada el pasado martes. Además no se veía una piedra en todo el recorrido, algo habitual por la orografía del terreno, muy rocoso, y en donde es fácil ver pedruscos desprendidos en la calzada.

Muchos rostros conocidos en la celebración. Se había instalado una gran carpa a la entrada de la antigua central. Por allí estaban el presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo, la portavoz del PP en el parlamento regional Mercedes Fernández ‘Cherines’ muy sonriente, el director de la Fundación Oso Pardo, Pepín Tuñón Huerta, el director del Parque Natural de Somiedo, Luis Fernando Alonso, la diputada de Foro Asturias Carmen Fernández o el consejero de Infraestructuras y Medio Ambiente, Fernando Lastra, entre otros. También estaba presente el director emérito de la Fundación Princesa de Asturias, Graciano García.

Visita a Pola de Somiedo

Tras la visita a la central, el Rey y toda la comitiva se trasladó a Pola de Somiedo, capital del concejo, en donde fue recibido muy cariñosamente por centenares de somedanos que le esperaban en la plaza. Al pie del Ayuntamiento se encontraba la Corporación al completo, junto con el alcalde y el director general de Administración Local, Ricardo Suárez, para más señas, somedano. Felipe VI saludó uno a uno a todos los concejales (PSOE y Foro Asturias) y posteriormente entró a la Casa Consistorial, en donde firmó en el libro de visitas del Parque Natural.

Tras salir del Ayuntamiento recorrió la plaza rodeado de guardaespaldas dando la mano a todos los vecinos y recogió un presente de los niños del colegio de Somiedo, con quienes conversó animadamente. María e Irene de 4º de Primaria se encargaron de entregarle una carta que habían escrito para el monarca. El pueblo estaba engalanado con banderas de España y de Asturias y se escucharon muchos vítores y vivas al Rey.

El alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández Fervienza, visiblemente emocionado, recordó que el Rey había estado otras dos veces más en Somiedo, “pero esta es la primera vez que lo hace como Jefe de Estado”. Fervienza explicó que Somiedo siempre había estado en el punto de mira del desarrollo sostenible y la energía limpia “que se nutre de nuestros ríos y lagos”. Añadió que esta visita y la celebración del centenario realzaban al concejo como un municipio de montaña y contó a los periodistas que el Rey le mostró su interés por ver osos “así que le invité a venir nuevamente”.

 

 

El rey con el pueblo de Somiedo

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa