Publicado el: 26 Sep 2017

El cubo marrón se implantará en enero en Grado y será voluntario

El plan piloto de Cogersa sólo afectará al casco urbano y prevé entregar a los usuarios la llave de los contenedores, que serán herméticos para evitar olores

El PP expresa dudas sobre el proyecto, y pide la retirada diaria de la basura orgánica

Un contenedor de recogida de residuos orgánicos, en una imagen de archivo

L. S./ Grado
Grado implantará en enero el cubo marrón, un contenedor especial para reciclar aparte la materia orgánica. El concejo fue elegido por Cogersa para desarrollar este plan piloto por su tamaño y por la implicación de sus vecinos en otros proyectos de reciclaje, como el de compost familiar. El programa, con una duración de un año, sólo se implantará en la villa, y será voluntario. Los moscones que se adhieran al proyecto dispondrán de llave de los contenedores especiales, de color marrón, que se colocarán en las calles y que tendrán un cierre hermético, para evitar olores. En principio, está previsto la recogida dos o tres días a la semana, alternos, aunque se ajustará en función del clima, “ya que en verano puede generar más molestias, aunque el contenedor esté herméticamente cerrado”, señala el concejal responsable, Hugo Sánchez Llana.
El resto de los días Cogersa recogerá los contenedores verdes, aunque el edil insiste en que si es necesario se harán refuerzos de recogida de estos contenedores. “Si alguno se llena antes de tiempo, habrá refuerzos de recogida. Estamos muy implicados, Cogersa también, y tenemos mucho interé en que este proyecto salga bien”.
El Pleno aprobará esta tarde el convenio de colaboración con Cogersa para la implantación de este programa, que no supondrá ningún coste para las arcas municipales, y que incluso puede ahorrar dinero, ya que los concejos pagan por las toneladas de basura no reciclada que retira Cogersa, “y si se reduce ese volumen porque la materia orgánica se recicla, Grado pagará menos”.
Este otoño comenzará la campaña de sensibilización, con charlas abiertas, puntos de información en el mercado, una oficina estable de asesoramiento, visitas a los hosteleros y colegios. Esta fase se prolongará dos o tres meses, “lo que sea necesario”. Este cuarto cubo es imprescindible para cumplir la directiva europea que obliga a reciclar el 50 % de los residuos en 2020, y la tendencia es implantarlo, finalmente, en todo el territorio. “Coloca a Grado en la vanguardia”, resumió el concejal.

El PP expresa dudas

El PP tiene dudas sobre el plan piloto. El presidente de PP local, Josñe Manuel Puente, destaca que su formacvión está a favor del reciclaje, y respalda la recogida de materia orgánica separada, para “reducir los residuos que echamos a la basura en la bolsa negra”. 

Sin embargo, cuestionan el plan piloto. “Según el proyecto presentado por IU, los restos de comida y alimentos se depositarán en contenedores específicos, y estos serán retirados cada 2 o 3 días. Desde el Partido Popular consideramos que la frecuencia de recogida de estos residuos debe ser diaria, al menos, en la villa, para evitar posibles olores y/o que se puedan generar infecciones en el entorno, o que estos contenedores puedan provocar la aparición de ratas y/o otros animales que por la generación de olores sean atraídos hacia los contenedores, máxime en periodo estival”.

“Así mismo, creemos que hubiera sido de interés haber implicado en el proyecto a la hostelería , así como otros centros públicos que generen gran cantidad de residuos orgánicos, tales como residencia de ancianos, centro de día, colegios, escuela de 0-3 años, también supermercados, y la ya menciona hostelería y restauración”, añade Puente, que se pregunta también que pasará una vez finalizado el año. “¿Supondrá el aumento en las tasas de recogida de basuras?”, se pregunta.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa