Publicado el: 29 Sep 2017

Ovidio García: “En Quirós hay 200 hórreos en pie, y bastantes cadáveres”

El alcalde quirosano hace un llamamiento a la conciencia social para proteger la construcción tradicional asturiana en la presentación de las I Jornadas Culturales del concejo

Julio Viejo, Alva Rodríguez, Ovidio Garcia y Victor Manuel Suárez, ayer en la presentación de las jornadas/ Foto de Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

“Tenemos en Quirós unos 200 hórreos todavía en pie, aunque también bastantes cadáveres”. El alcalde de Quirós, Ovidio García, resumió así la crítica situación de los hórreos en Asturias, un patrimonio en riesgo pero en el que todavía se está a tiempo de actuar. Concienciar a la sociedad asturiana de la necesidad de proteger las construcciones tradicionales es uno de los objetivos de las I Jornadas Culturales de Quirós, que se celebrarán mañana en el Museo Etnográfico quirosano, con el lema “Hórreo, viejo amigo”.

Las jornadas fueron presentadas ayer en Oviedo. Junto al alcalde quirosano, participaron en el acto Víctor Manuel Suárez, presidente de la asociación Amigos del Hórreo; Alva Rodríguez, directora del Museo Etnográfico de Quirós y Xulio Viejo, profesor de la Universidad de Oviedo, que leyó unas palabras del cronista oficial de Teverga, Celso Peyroux para cerrar el acto.

En palabras de Ovidio García, Quirós ha hecho una clara apuesta por la cultura y a pesar de ser un concejo pequeño, cuenta con un grupo de entusiastas que representando a distintos aspectos sociales y culturales se reunieron de forma informal en octubre pasado para buscar fórmulas y cauces de dinamizar el concejo en este aspecto.
Fue Roberto F. Osorio, cronista oficial de Quirós y que ayer no pudo acudir al acto por motivos personales, el primero que mencionó la idea de poner en marcha unas jornadas. Siendo el primer año no hubo ninguna discusión sobre el motivo de las mismas.”Fue fácil ponerse de acuerdo. Pretendemos sensibilizar a las personas y a los organismos, poner la mirada sobre el hórreo, que fue centro de la vida cotidiana de los pueblos, de actividades económicas, trastero de aperos de labranza, lugar de fiesta y de conceyu en el que lo que valía era la palabra de los paisanos, pieza fundamental del mundo rural. Vamos a concienciarnos todos”, reclamó. Destacó el alcalde que la Corporación quirosana aprobó eximir del IBI a estos bienes, una pequeña contribución que facilitará mantenerlos en pie.
Alva Rodríguez, directora del MEQ, comenzó su exposición deseando que esta actividad tenga una continuidad y enviando un  saludo a Roberto F. Osorio. Y explicó cómo fue la génesis de las jornadas y cómo cada uno de los activos miembros de esta organización aportó su granito de arena para llevarlas adelante.
“A la hora de plantearnos estas jornadas el hórreo era el primero y el último de la lista. Se trataba de dar cabida a la añoranza de nuestra infancia sentados en la pontiga del hórreo y en el solhorro, donde en el verano pasábamos tanto tiempo sin hacer nada, siendo niños”. Pero el solhorro también era el lugar en el que grupos itinerantes montaban su campamento para hacer sogas o, con hojalata, fabricar cualquier tipo de utensilio para casa, por poner dos ejemplos. “El hórreo no es solo un sitio sino que forma parte de nuestras vidas, de nuestra memoria y, en la actualidad todo lo que formaba parte de nuestra vida cotidiana parece que está destinado a caer en el olvido”.
Víctor Manuel Suárez, presidente de la Asociación Amigos del Hórreo, comenzó su intervención haciendo una pregunta a los presentes: “Imaginad una fotografía de un pueblo sin hórreos. Los hórreos son nuestra identidad. Si un hórreo pudiera hablar nos contaría no sólo la historia de la familia sino la historia de un pueblo, la historia de Asturias. Se trata de ir motivando para no perder este símbolo de nuestra cultura. Es una joya que no estamos mirando para ella”. Propuso dar un paso más, conseguir que miremos a los hórreos de otra manera. Incentivos fiscales, el problema de la propiedad, cambio de uso, hay muchos temas sobre la mesa sobre los que se disertará ampliamente este sábado.

“El futuro del hórreo está en el pasado del hórreo,  afirmó Ovidio García en la conclusión del acto sin esquivar la responsabilidad de las administraciones:”quizás haya que recuperar ciertos incentivos económicos que ayuden a su protección”.

Las actividades de las Jornadas han sido programadas con mucho cariño, pero también de forma rigurosa, técnica y muy dinámica. Así habrá actividades para niños y ponencias científicas, las comunicaciones de Joaquín López, director del Muséu del Pueblu d’ Asturies; Amparo Iglesias, técnico de gestión y conservación patrimonial; Víctor Manuel Suárez, presidente de la asociación Amigos del Hórreo de Asturias; Julio Zapico, historiador y restaurador y Jesús Lombardero, carpintero y restaurador de hórreos.
Una visita guiada a los hórreos de Bermiego, un taller llevado a cabo por Jesús Lombardero, carpintero quirosano que continúa la tradicion familiar en que se procederá a la explicación y construcción estructural de un hórreo, actividades para los niños, muchos de los cuales desconocen la importancia de los hórreos en la vida de los pueblos; un taller de fotografía de la mano de Maribel Gijon y la construccion de un hórreo en porexpan de la mano de Pilpayu completan el ambicioso programa de estas jornadas.

Una preocupación común -la pérdida constante de hórreos- y una crítica -“si este patrimonio lo tiene cualquier otra comunidad autónoma mucho más sensible con su patrimonio esto estaríamos debatiéndolo de otra forma”- fueron algunos de los temas abiertos ayer en el turno de palabra que darán para el debate este fin de semana.

Diario digital del Camín Real de la Mesa