Publicado el: 07 Oct 2017

La cosecha de fabas será muy buena por el verano lluvioso

La IGP Faba Asturiana prevé que se recojan 200 toneladas en toda Asturias, una parte importante en Salas, Belmonte de Miranda y Candamo

F. R. G. / Grado

El verano lluvioso pudo ser malo para el turismo, pero ha sido muy bueno para las fabas. Se espera una cosecha importante. La directora técnica del Consejo Regulador de IGP de la Faba Asturiana con sede en Grado, Paula Álvarez, cree que se podrán recoger más de 200 toneladas, frente a las 153 recogidas en la pasada temporada.
En la comarca, el concejo que más faba asturiana certificada produce es Salas, con 1,5 tonelada obtenida el pasado año. Le siguen, aunque con bastante distancia Candamo, que recogió el pasado año casi 600 kilos certificados (IGP) y Belmonte de Miranda, con 549 kilos. El resto de los concejos no participan en el consejo regulador y sus producciones son menos significativas. Por ejemplo es llamativo que en el caso de Grado, villa en cuyo mercado semanal muchos puestos aseguran vender “faba de Grado”, no exista producción alguna, según la IGP..
Estos días se empiezan ya a recogerlas vainas, aunque poco a poco. La madurez de la faba cambia de una zona a otra, tanto por el clima como por la orografía. Las primeras inspecciones realizadas por la IGP indican que la cosecha está siendo buena. “Vemos mucha cantidad en las parcelas porque llovió mucho y el cultivo prosperó. Ahora necesitamos que haga sol para evitar enfermedades propias de la humedad”, explica Paula Álvarez quien destaca que se están viendo muchos racimos grandes “que tienen unas fabas espectaculares”. La situación ha sido muy distinta a la del año pasado, con más falta de agua.
Este temporada se han sembrado en toda Asturias 165 hectáreas, de las cuales 3,3 se han preparado en el concejo de Salas, 1,1 en Candamo y, algo menos de 1 hectárea en Belmonte de Miranda.
Ha habido más campo sembrado que en 2016, que ascendió a 134 hectáreas, lo que demuestra que la faba asturiana está en alza. Una gran parte se destina a la comercialización en Madrid y, tal como reconoce la directora de la marca de calidad “hay más demanda que oferta, por lo que se vende todo”.
Cada vez hay una mayor profesionalización y se va viendo la llegada de gente joven que “puede vivir perfectamente de la faba. No es como antes que era un complemento más en la economía familiar”, afirma.
En la actualidad se contabilizan en Asturias 141 productores de faba asturiana certificada. No aumentan con respecto al año pasado, aunque sí están ampliando sus fincas para el cultivo de nuestra legumbre estrella.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa