Publicado el: 07 Oct 2017

Las Regueras ya es tierra de maestros cerveceros

Una cata y una charla sobre la bebida artesana Dai, que se hace en el concejo, protagonizó la jornada de ayer de la Seronda Cultural de La Piedriquina

Asistentes a la cata de cerveza de la seronda Cultural de La Piedriquina/ Foto Esther Martínez

Esther Martínez/Las Regueras

Para que un venezolano y un catalán hayan elegido Las Regueras como lugar de residencia sus vidas han tenido que dar un giro enorme; pero que además ambos sean maestros cerveceros y hayan hecho de esta bebida su forma de vida, han debido de confluir muchos astros y muchos devenires. En su vocabulario habitual, la palabra “seronda” no tenía porque existir; así que la cata de cerveza y charla organizada por La Piedriquina en la tarde de ayer en la Cerveceria Dai,  de la capital de Las Regueras, es fruto como las mejores cosas de la vida, del azar y del trabajo.

Esta peculiar Seronda Cultural que por tercer año consecutivo organiza La Piedriquina, recogió en la tarde de ayer uno de sus frutos más sabrosos en cuanto a gusto, olfato y vista.

Carlos Algevis, maestro cervecero de Caleya desde 2016, residente en Parades, nació en Venezuela y es graduado por el Instituto para la Investigación y enseñanza cervecera de Berlín (VLB), sumiller cervecero por la DoemensAkademie de Grafelfing y por el Siebel Institute of Technology de Chicago. Durante dieciséis años fue responsable del área de producción de cervezas venezolanas y portoriqueñas. Llegó a España de casualidad y se instaló  con su familia en Las Regueras huyendo del estrés de las macrociudades, justo  en el momento en que la cervecera artesana  más popular de Asturias ampliaba sus instalaciones.

Kike Flores era técnico en frio y se encargaba del mantenimiento de una cervecera catalana, cuyo dueño y amigo les enseñó como elaborar “las rubias y tostadas”  y también casualmente un familiar les habló de un lugar en Las Regueras que podía reunir los requisitos para abrir la primera fábrica de esta bebida en el concejo. Lleva en Santullano, desde finales de julio de este año y en dos semanas vendió los doscientos litros que había calculado para dos meses. La cultura cervecera en Las Regueras y Asturias parece que pasa por un buen momento.

La cata celebrada ayer en Dai reunió en torno a cuarenta personas y fue magistralmente dinamizada y presentada, por Claudia Prieto, ingeniera química y vocal de La Piedriquina, en cuyo anuario y en otros medios especializados,  ha publicado artículos sobre la historia de la cerveza en Asturias, además de haber sido ponente en eventos relacionados con la bebida.

La actividad incluía una visita guiada a la fábrica de Dai y la degustación de cuatro cervezas, dos de Caleya; la Asturies Pale Ale y la Goma2 IPA y dos de Dai; la KalenCascadeSingle Hop Ale y la 1936 Northern Brown Ale tostada.

Los cerveceros estaban encantados de contestar a las preguntas del público entre los que se encontraban auténticos expertos y futuros empresarios del sector.

La próxima cita de la III Seronda cultural será en Biedes para visitar de la mano de Vicente Suárez y Florentino González los restos de la arqueología militar de la guerra civil en esa parroquia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa