Publicado el: 11 Oct 2017

El capital francés desembarca en Cornellana con 1,2 millones €

La primera plantación multivarietal de kiwi de Asturias abarca 15 hectáreas, producirá la mitad de su cosecha en 2019 y se comercializará en todo el mundo

Rafael Olivo, con gafas oscuras, explica a la consejera y al alcalde de Salas y otros acompañantes las características de la planta

F. Romero / Salas

La multinacional francesa Primland mostró hoy a los asturianos su proyecto agroalimentario situado en una finca de 15 hectáreas en La Rodriga (Cornellana-Salas). La inauguración oficial se hizo a lo grande (gaiteros incluidos), con la presencia de representantes del Gobierno asturiano, de la FADE, alcaldes y empresarios del sector. Hizo de anfitrión Rafael Olivo, director general de Kiwis La Rodriga, que organizó para los asistentes una ruta por la plantación, explicando las características de la plantación, la primera multivarietal de Asturias y que ha tenido una inversión inicial de 1,2 millones de euros. El capital social mayoritario de esta empresa es de Primland, que es el primer grupo francés de producción y comercialización de kiwi bajo la marca ‘Oscar’. Mueve 20.000 toneladas de estos frutos en todo el mundo, ya que comercializa actualmente en 35 países. Rafael Olivo invitó además  a otros kiwicultores de la zona  a asociarse a esta empresa “para que puedan beneficiarse de los últimos métodos de cultivo y garantizar la comercialización del producto”.

En su primer año de funcionamiento la plantación ha generado dos puestos de trabajo fijo y un empleo de cuatro UTAS, dando preferencia a proveedores asturianos y de la zona, aseguran desde la empresa.

 

Pedro Luis Fernández, presidente de FADE, en la plantación

Este impulso de la industria agroalimentaria en las vegas del Narcea y del Nalón con el desembarco de capital francés, puede cambiar la estructura productiva de la comarca en los próximos años. Así lo reconoció la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Fernández: “hay ya 162 explotaciones de este tipo en Asturias y en esta zona cada vez más, lo que está cambiando la fisionomía de estas vegas, creando actividad económica y empleo que además estamos apoyando desde el Gobierno del Principado”. Valoró también la “buena fama” que está cogiendo el kiwi asturiano, que ya está incluido entre los productos promocionados por el Principado.

También el alcalde de Salas Sergio Hidalgo cree que esta plantación servirá como modelo a otros productores “muchas vegas fértiles del Nalón y del Narcea están abandonadas, hay terrenos muy buenos en Salas, pero también en en Pravia y en Belmonte que están infrautilizadas y la llegada de una empresa de este rango a la comarca va a ser un escaparate para toda España muy importante que puede servir de acicate para otros”.

Olivo destacó además que el entorno de La Rodriga es muy favorable y valoró unas instalaciones  que “con la granizada que cayó en Grado este verano no hubieran resistido, pero con estas mallas no les hubiera afectado, (sin ellas se hubiera podido perder la cosecha de un año)”.

Los terrenos han sido alquilados a Kiwiastur, que es su propietaria, tras adquirirlos a una familia mexicana vinculada al palacio de San Cucao, en Llanera.

El acto de inauguración causó un gran despliegue de la Guardia Civil para atender a las numersos personas que acudieron. Tuvieron que regular el tráfico en la glorieta de La Rodriga hacia Cornellana y habilitar espacios de aparcamiento en el área recreativa, lo que ralentizó el tráfico. Al evento acudieron, además de la consejera, el alcalde de Salas y el responsable de la empresa, el presidente de la FADE Pedro Luis Fernández, el viceconsejero de Medio Ambiente Benigno Fernández Fano, la presidenta de la SRP Eva Pando, y el alcalde de Tineo José Ramón Feito.

Las mallas que cubren toda la plantación y que evitan el daño del granizo

Multivarietal

Esta plantación es la primera multivarietal de Asturias, lo que quiere decir que está preparada parea plantar variedades de kie kiwi arguta ‘Nergi’, kiwi verde ‘Hayward’ y kiwi amarillo Oscargold, que es el que más espacio tendrá (10 hectáreas) Esta última es una especie de kiwi tipo “cherry” muy apreciada por el consumidor, pequeña que se come con piel y que es mucho más dulce. La plantación está totalmente cubierta, aplica las últimas y más innovadoras técnicas de cultivo y es pionera en el modelo de gestión de plantación, según aseguran desde la empresa.

El primer cultivo se hizo en marzo-abril de 2017 y los propietarios esperan una primera muestra de producción en 2018 y un 50% de producción máxima para 2019. Rafael Olivo explicó que en una plantación de kiwi normal “hay que esperar entre 3 o 4 años para tener una primera producción. Nosotros en un año conseguimos una muestra gracias a las condiciones del terreno y al manejo de las plantas”.

 

Rafael Olivo junto a la consejera María Jesús Álvarez

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa