Publicado el: 11 Oct 2017

Real Juvencia, un equipo con futuro

Los actuales directivos del equipo trubieco consiguen recuperar el prestigio del Club

LVT/ Trubia

Trabajo desinteresado, robando horas al tiempo libre y mucho sacrificio es el que llevan a cabo los responsables del Real Juvencia de Trubia. Pero ha merecido la pena, pues se ha recuperado el prestigio que antaño tuvo este histórico Club. Una de sus asignaturas pendientes está a punto de superarse, pues el Ayuntamiento iniciará en breve las obras de mejora del campo de Quintana y la instalación de césped artificial.
Sin embargo, lo que tira de verdad por el equipo es el trabajo diario y a veces poco reconocido de los cuatro directivos fijos, algún colaborador puntual y dieciséis entrenadores. Poco músculo para tanto cuerpo “somos pocos para las necesidades diarias del club”, reconoce su presidente Toño Balán.
Actualmente el club dispone de 8 equipos, 5 de campo y tres en pista con un total de unos 110 jugadores, si bien con unas grandes necesidades, en cuanto a número de jugadores, en las categorías de cadete y infantil.
Explica Balán que el club tiene un gran problema a la hora de completar las plantillas, “detectamos que cada año se complica más. Todos los años padecemos la desagradable situación de ver a jugadores nuestros abandonar el club para irse a otros equipos poderosos de Oviedo sin importarles todo lo que se hizo por ellos, esto supone que no podemos crecer como desaríamos.”
Por eso mejorar y crecer en todos los sentidos resulta hoy por hoy muy difícil, “sobre todo crecer, ya que sin la aportación de buenos jugadores no se consiguen los ascensos”, explica el presidente del Juvencia.
Por eso esperan como agua de mayo la renovación del campo: “el hecho de tener a todos nuestros equipos entrenado y compitiendo en Trubia nos daría estabilidad y mejoraría nuestros recursos por el concepto de ingresos por taquilla y derivados.
Además del apoyo de muchos aficionado trubiecos, la directiva nota también el del Ayuntamiento de Oviedo “ya que nos aportan una cantidad de dinero anual, que nos resulta imprescindible para sobrevivir”.
La buena marcha de los equipos y la alineación de jugadores de la zona son factores que están también mejorando la afluencia de aficionados.

Iti y Toño Balán en el campo de Quintana

 

Este equipo vivió los mejores momentos de su historia cuando estaba apadrinado por la Fabrica de Trubia, “de la que actualmente no recibe ni un solo euro”, dice en tono de reproche Toño Balán “aunque sí podemos decir que colaboran varias empresas como Química del Nalón nuestro mayor patrocinador, Industrias Doy, Astur Mobi, Autos Jano, Carrea o Rial.
En los últimos 10 años el equipo se puede decir que ha mejorado bastante en todos los sentidos, pero sobre todo en la recuperación del prestigio que se había perdido “y la seguridad de ser un equipo saneado con un futuro prometedor con unas nuevas instalaciones”
Hoy las principales necesidades siempre estarán vinculadas al numero de directivos y jugadores, “pero sobre todo necesitamos más directivos para hacer mejor las cosas y esto nos haría mejorar la gestión con la consiguiente repercusión. También sería ideal una mayor implicación del pueblo apoyando al equipo asistiendo a ver los partidos”, explica el presidente del club trubieco”.

Directiva y entrenadores

Cuatro directivos fijos mas algún colaborador puntual. Cuentan con un grupo de unos 16 entrenadores que trabajan día a día. Estos son los nombres: Toño Balán, Blas Caballero, Daniel Díaz, Francisco B. Fernández, Jesús G. Vizuete, Ángel López, José R. Menéndez, José Jorge Rico, Aitor Salcedo, Rufino Sánchez, Flavio Triches, Ángel L. Bragulat, Javier Avelino Quirós, Bruno Pérez y Francisco Suárez.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa