Publicado el: 22 Oct 2017

Profesores interinos atenderán el comedor del colegio de Belmonte

La consejería justifica la rescisión del contrato de las dos cuidadoras dado que legalmente tienen prioridad los profesores voluntarios

Colegio público de Belmonte

F. R. G. / Belmonte de Miranda

Los profesores interinos voluntarios asumirán la vigilancia del comedor. Así lo ha confirmado la directora del centro, Nuria Peláez, tras recibir una notificación de la consejería de la Presidencia del Principado en la que se recuerda que en el caso de que el profesorado asuma voluntariamente la vigilancia del comedor tendrá prioridad y solo en caso de no haber personal interesado se contratará. Este es el primer curso en años en que hay profesores dispuestos a hacerse cargo del comedor. La consecuencia es que las cuidadoras, contratadas a través de la empresa La Productora, se han quedado sin trabajo, a pesar de que una llevaba 18 años y la otra tres. Con la ley en la mano es todo correcto, aunque muchos padres y vecinos han criticado la medida, tanto por la situación en la que quedan estas personas como por el hecho de haber establecido importantes vínculos con padres y alumnos durante tantos años. La medida había sido criticada por la Asociación de Vecinos de Belmonte, que aunque no entraba a valorar la legalidad de la decisión, si denunciaba «las formas», ya que no se informó a las trabajadoras hasta el mismo inicio del curso.

Curiosamente el Principado, a pesar de tener todas las competencias en materia educativa, acude a una normativa estatal para justificar esta rescisión. En concreto a la orden ministerial del 24 de noviembre en la que se dice que en los casos en los que no haya personal docente que voluntariamente participe en las tareas de vigilancia de comedor la atención al alumnado constituirá parte del objeto de la correspondiente contratación con las empresas que presten el servicio». Por eso, señala el escrito enviado a la dirección del centro «al disponer de personal docente voluntario para realizar las labores durante el curso 2017/2018 tal y como establece la orden ministerial el centro ha organizado el servicio con personal propio, no siendo necesario proceder a realizar contrataciones externas».

Las dos trabajadoras a las que se rescindió el contrato son María Jesús Álvarez Cuendias y María Isabel Fernández García, que llevaban 3 y 18 años respectivamente. Su función, que ahora realizarán dos profesores interinos,  era, poner y recoger la mesa, servir la comida, vigilar que los alumnos coman, barrer el comedor, atender y vigilar los alumnos en el patio, en ocasiones llevarlos a las actividades extraescolares y posteriormente a sus respectivos autocares una vez finalizada la jornada escolar en el colegio.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa