Publicado el: 23 Oct 2017

Vecinos de Belmonte critican el método del Principado para el personal de comedores

Según la Asociación el sistema, que considera «inestable, cambiante y precario», perjudica los intereses de los alumnos

Movilizaciones contra los recortes en el colegio el pasado julio

F. R. / Belmonte

La Asociación de Vecinos de Belmonte de Miranda ha vuelto a criticar la rescisión de los contratos de dos trabajadoras que desde hace años realizaban las tareas de comedor en el colegio público. Aunque expresan que entienden que se aplique la normativa (los profesores voluntarios pueden realizar estas tareas curso a curso y en caso de no haber voluntarios se contrata a una empresa) discrepan con la misma «dado que hace que esta importante tarea se haga inestable, cambiante y precaria, lo que perjudica a los alumnos».

Critican además que la respuesta a su petición por parte del Principado haya llegado a la dirección del centro y a este medio de comunicación «antes que a los interesados, que somos nosotros».

En su nuevo escrito señalan que discrepan de que sea un servicio voluntario «este año hay profesorado interesado, el próximo no se sabe, el siguiente tampoco y así sucesivamente, y los alumnos cambiando cada año de responsables en el comedor y vigilancia del patio. Lo mismo que no estamos de acuerdo en tanto cambio de profesorado en las aulas todos los años tampoco lo estamos en el resto de tareas porque creemos que eso no es bueno para los alumnos».

Y aunque apoyan a los profesores «que están a media jornada y se tienen que desplazar desde puntos muy lejanos» creen que la Consejería de Educación «debería de compensarles de alguna manera el gasto al que se ven sometidos con una ayuda por kilometraje y la comida en el comedor, además esto beneficiaria para que los profesores tuvieran un aliciente a impartir docencia a las zonas rurales, ya que debido a los largos desplazamientos son pocos los que quieren venir a estos colegios. Nosotros no estamos de acuerdo en que el profesorado ocupe otras tareas que no sean las de impartir la docencia. Si seguimos en este camino la Consejería sacará otra normativa y los veremos haciendo la comida o limpiando la escuela, porque también eso es educación y tarea de todos.»

Equo

Contesta también la Asociación a Equo, que había manifestado su apoyo al cambio de personal. Así dicen que «en las horas de comedor y patio del colegio los alumnos fueron atendidos con mucha profesionalidad y transparencia, además de cariño que también es muy importante, lo hicieron durante muchos años personas ajenas al colegio, pero sí muy conocidas por los padres y alumnos».

«A esta Asociación» -añaden-  «lo que más le preocupa no es quien realice los servicios, estando bien atendidos claro está. Lo que nos preocupa a nosotros es que estas personas en el mes de septiembre se les comunica que este año no son necesarias y pierden un contrato de 2 horas diarias y unos 200€ mensuales que significaba mucho para ellas y sus hogares, teniendo en cuenta que al vivir en una zona rural escasea mucho el empleo, por no decir que no hay nada. Nosotros creemos que las cosas se podrían a ver hecho de otra manera, deberíamos estar para construir y no derribar». Además recuerdan a EQUO que «desde hace años se está luchando en el colegio público de Belmonte de Miranda por implantar 1º y 2º de la ESO, ya que entendemos que el desplazamiento que tienen que realizar esto alumnos va en contra de la educación, que el personal docente no esté cambiando cada año y este sea más regular por el beneficio de los alumnos, además de que este a jornada completa y no media jornada». Reprochan a esta formación política que ahora vengan a dar su opinión «pero no recordamos que EQUO se pusiera en contacto con nosotros para mostrar su preocupación o darnos su apoyo, cosa que si hicieron otros partidos políticos y asociaciones. Ahora de repente aparecen ustedes dando su opinión.»

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa