Publicado el: 14 Nov 2017

El primer tren europeo a gas se prueba en Trubia en diciembre

Renfe llevará a cabo un experimento piloto que durará 4 meses en el trayecto de la antigua Feve entre Baiña y la villa cañonera

Un tren en la estación de Trubia/ Foto de Fernando López Ledo

Redacción / Grao

Renfe llevará a cabo en la primera quincena de diciembre la primera prueba piloto en Europa de un tren de viajeros propulsado con gas natural licuado (GNL), con el objetivo de que este tipo de trenes se utilice en el futuro en los servicios comerciales de Cercanías de la antigua FEVE, según anunció hoy el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. La prueba piloto durará cuatro meses y se hará en un tramo de 20 kilómetros de Feve entre Trubia y Figaredo.

 Renfe, Gas Natural Fenosa y Enagás, en colaboración con el Institut Cerdà, ARMF y Bureau Veritas, llevan tiempo preparando la primera prueba piloto de tracción ferroviaria con gas natural licuado (GNL) de Europa y la primera en el mundo en el sector ferroviario de viajeros con el objetivo de verificar la viabilidad de una solución con potenciales ventajas ambientales y económicas para los tráficos que se desarrollan actualmente con tracción diésel. El proyecto de innovación analizará la viabilidad de la adaptación de vehículos ferroviarios para su funcionamiento con motores y depósitos de GNL y el correspondiente análisis técnico, legal, económico y ambiental para la red ferroviaria española y europea.El acuerdo prevé el desarrollo de la prueba piloto con motor GNL en un tren autopropulsado del parque diésel de Feve (2600) en un tramo de unos 20 kilómetros entre la estación de Trubia y la de Baiña con extensión a Figaredo, en Asturias. Para ello, se sustituirá el motor diésel de una de las dos unidades automotoras pareadas, por otro que consumirá gas natural para su propulsión y se instalarán los depósitos en los que se almacenará el GNL junto con los elementos auxiliares necesarios.

La prueba permitirá contrastar los resultados obtenidos tanto para tecnología diésel como para la de gas, ya que se mantendrá una cabeza tractora con cada tipo de combustible en el mismo tren. De esta prueba en vía se extraerán conclusiones sobre requisitos técnicos de espacio, peso, refrigeración, y autonomía para la tracción de gas natural, además de otras consideraciones y variables comparativas en emisiones y economía operativa. El proyecto, coordinado por el Institut Cerdà y al que se suman ARMF como integrador ferroviario y Bureau Veritas como empresa especializada en inspección y certificación, se enmarca en la Estrategia de impulso del Vehículo con Energías Alternativas (VEA) en España 2014-2020, en línea con el objeto y ámbito de aplicación de la Directiva 2014/94 sobre la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos en Europa. Posibles ventajas como combustible alternativo Las ventajas que el uso del gas natural puede tener como combustible ferroviario responden a varios factores. Puede contribuir a reducir la contaminación medioambiental al disminuir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), óxidos de azufre, materia particulada (PM) y monóxido de carbono (CO), la contaminación acústica y los gases de efecto invernadero, así como abrir opciones ante posibles nuevas exigencias ambientales en el sector ferroviario. Desde el punto de vista económico, puede contribuir a reducir costes operativos por un mejor escenario de precios general respecto a los combustibles derivados del petróleo, reducir la dependencia energética de esta fuente y ofrecerse como alternativa a la inversión en electrificación de tramos no electrificados.

 

Comentarios:
  1. Usuarios de tren dice:

    Muchas pruebas van a tener que hacer. La primera que tendrán que hacer será para determinar porque dejan en tierra los usuarios cada 2 por 3 y lavan sus manos de las culpas y de responder.

    Ayer, 15/11 por ejemplo, me comentaron que en el radio habían comentado de una avería de tren en Pravia por la madrugada. Sin embargo, en el sistema de “próximos trenes” que tiene el propio FEVE, actualizado por minuto, indicaba que había tren Trubia-Oviedo unas horas más tarde. Y el Trubia-Gijon es un expres que NO VIENE DE PRAVIA sino de Gijon y da la vielta.

    Luego llega la hora de subir al tren y no hay tren. La gente en tierra, trabajadores que llegan tarde al trabajo y niños tardes al colé, y con frío de invierno ya.

    Es una falta de profesionalidad y, sobre todo, seriedad. El *haz me reirr* de transporte de pasajeros, y no tiene que ser así.

    FEVE/RENFE sabe cuando hay problemas en la linea, no es de recibo que activamente engañan y mienten al usuario. Hay consecuencias para el usuario y también al propio FEVE por la falta de confianza del servicio y la habilidad de fiar de un transporte que llega a tiempo como muchas veces ni si quiera llega.

    La caída de pasajeros en las últimas años, resultado de cambios constantes de horarios, cancelación de trenes sin aviso, etc… y por mucho que ponéis inspectores y certificadores en los trenes para contar cabezas, no revelará AHORA (ya que es tarde) el porque de que muchos dejaron el tren para ir en coche, en ALSA, en TUA, o no ir.

    Es importante para el futuro el tipo de transporte que representa FEVE y Cercanias donde muchas vagones viajan en la misma “carretera” sin añadir trafico a las calles. Transporte ferroviaria tiene una ventaja que no tiene el bus porque para 4 “vagones” de bus se necesita 2 conductores y 2 articulados de bus mientras el tren ya tira una maquina para unas cuantas con una maquinista.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa