Publicado el: 15 Nov 2017

Yernes y Tameza quiere su campana

Los vecinos reclaman el objeto, comprado en su día por el pueblo para instalar en la Casa Consistorial, y que se cedió en 2003 a la ermita de Santa Apolonia de Grado

Ermita de Santa Apolonia de Grado, donde está la campana que reclama Yernes y Tameza/ Foto Xuan Alonso

F. R. G. / Yernes y Tameza
Se acabó el préstamo. Medio centenar de vecinos de Yernes y Tameza han remitido un escrito al Ayuntamiento solicitando que se reintegre al concejo la campana que hace trece años se prestó a la parroquia del Fresno para su remozada ermita de Santa Apolonia. Era la campana de la Casa Consistorial que, tras la reforma, se guardó en un sótano. Sin embargo, tiene un valor sentimental para el pueblo, ya que fue pagada por sus padres y abuelos en su día y quieren colocarla en una peana a modo de escultura.
La petición vecinal para que se devuelva la campana se realizó ya hace dos años y ahora el Ayuntamiento quiere tramitar cuanto antes esta petición.
En 2003, vecinos de los pueblos de La Caridad y El Bondayo, de la parroquia de El Fresno en Grado, junto con el párroco, solicitaron la cesión de uso de la campana de la casa Consistorial para instalarla en la capilla de Santa Apolonia, patrona de esta parroquia.
El pleno de Yernes y Tameza acordó la cesión, tras inscribirla en el inventario de bienes municipales. Se trataba de una “cesión gratuita” para beneficio de los vecinos solicitantes, ya que en Yernes y Tameza no se usaba. No obstante el Ayuntamiento matizaba que sería con carácter “temporal”.
A las doce y veinte de la mañana del 2 de febrero de 2004, vecinos de la parroquia de El Fresno, encabezados por Rafael Estrada Álvarez acudían a recoger la antigua campana.
Ahora la intención de los vecinos de Yernes es recuperarla y colocarla en su lugar original, sobre la fachada del Ayuntamiento, o bien sobre un monumento que recuerde el esfuerzo realizado en su día.
Para evitar problemas en el futuro el Ayuntamiento de Yernes y Tameza había elaborado un contrato de cesión “en precario”, es decir gratuitamente, siempre y cuando el destino sea siempre el de la citada capilla y no otro y que se conserve en buen estado “realizando las reparaciones que fuesen necesarias”.

El Ayuntamiento de Yernes y Tameza, cuando aún tenía la campana

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa