Publicado el: 18 Nov 2017

Trubia pide que el Puente de los Señores se reforme “cuanto antes”

Los vecinos desean que la obra sirva para iniciar una urbanización de la zona con proyectos como un centro de interpretación sobre la historia de la localidad

Estado actual del acceso al sendero al Puente de los Señores, en Trubia

Redacción/Grado

Los vecinos de Trubia celebran las obras de mejora del paso entre la calle Suárez Inclán y el Puente de los Señores a las que la junta de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo dio luz verde el pasado jueves. Los habitantes de la localidad, no obstante, piden “que los plazos sean cortos” y se ponga en marcha cuanto antes un proyecto presupuestado en 42.015 euros (49.998, IVA incluido), con cuatro semanas de plazo de ejecución. En caso de que la actuación se demore, la Asociación de Vecinos de Trubia solicita un desbroce urgente, para acabar con el “abandono” del paso y que la circulación de peatones sea “segura”.

Los habitantes de la localidad, además, ve en las obras impulsadas desde la concejalía de Infraestructuras, dirigida por la socialista Ana Rivas, una oportunidad para urbanizar toda la zona. “Esperamos que no quede en un simple lavado de cara”, apuntan desde la organización vecinal, que demanda actuaciones en los tres pabellones situados en el entorno del Puente de los Señores. Para estos edificios, sugieren usos “sociales y culturales” y entre sus sugerencias destaca la de retomar, “esta vez en serio”, la creación de un centro de interpretación sobre la historia de Trubia. “Ahora es el momento de hacerlo efectivo”, señalan los miembros de la Asociación de Vecinos de Trubia. “Más aun teniendo en cuenta que estos terrenos y edificios son municipales”, añaden.

El paso entre la calle Suárez Inclán y el Puente de los Señores sirve como atajo para evitar rodeos de camino a la estación de Feve y es muy utilizado. De ahí que los habitantes de Trubia reclamen desde hace tiempo al Ayuntamiento de Oviedo obras para acabar con la maleza que cubra el camino e iluminarlo mejor. El proyecto del gobierno local pretende acabar con estos problemas con la pavimentación de un sendero de tres metros y medio de ancho, con alcantarillas de drenaje, bordillo jardinero y adoquinado en los dos márgenes, de 24 centímetros en cada lado.

Las obras comenzarán con el desbroce y limpieza del entorno, la poda de ramas, y la demolición del pavimento actual. Para los trabajos se retirará el bolardo de madera que en la actualidad impide la entrada al tráfico rodado, aunque posteriormente se volverá a colocar otro de similares características. Está prevista la colocación de farolas tipo Oviedo, de 4 metros de alto, y el soterramiento de la línea eléctrica actual, para garantizar una correcta iluminación de la vía.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa