Publicado el: 20 Nov 2017

Independentismo moscón

Por Plácido RODRÍGUEZ

Antón, ¿tú qué piensas de Cataluña?
—Que ta abondo lejos.
—Pero, ¿estuviste alguna vez allí?
—En el 59 fui con la parienta hasta Barcelona en un tren que lo llamaban “el Shangai”. Tardaba dos días en llegar desde La Coruña y taba lleno de gallegos que volvían de pasar la navidá en casa. Iban cargaos de empanadas pal viaje.
—¿Y qué te pareció?
—Que la empanada taba muy buena; como echamos tanto tiempo María y yo en aquel vagón, acabamos cogiendo confianza con un matrimonio de Mondoñedo que nos invitaron a comer.
—Barcelona, ¿qué te pareció Barcelona?
—¡Ah! No me atopé nada allí. Había mucha xente, mucho trajín po la calle, como si fuera tol tiempo mercao, y no era como el de Grao.
—Y qué piensas de lo que está pasando ahora?
—Siempre fui más de trabayar que de parame a pensar, pero desde que me jubilé, y más ahora que María ya no ta y vine pa esta residencia, dame por leer. ¿Sabes lo que decía aquel paisano tan grandón que fue presidente de Francia?
—¿Quién? ¿de Gaulle?
—Sí, en la fábrica llamábamoslo Penalti
—No te entiendo.
— Ya…. El caso ye que Penalti…
—¿de Gaulle?
—Sí, Penalti de Gol, decía que el patriotismo ye cuando lo primero ye querer el tu pueblo, y nacionalismo cuando odiar a otros pueblos ye lo primero.
—Eso es xenofobia.
—Pues será cualquier cosa, pero parezme que con lo de Cataluña Penalti tenía razón. ¿Y tú, qué piensas tú?
—Que si desde Cataluña se sigue llamando a España con odio y desde España se le contesta con rabia, va a ser muy difícil cerrar las heridas que se abrieron con lo del referéndum.
—Ya…cómo se nota que tas estudiao y viajao.
—Sí, viajé mucho, aunque ahora casi no salgo de esta residencia.
—Ye lo que tien facese vieyo.
—Sí, echo de menos viajar, sobre todo por España. Antón, ¿tú te sientes español?
—Sí, ho, español de Grao.
—¿Y asturiano? ¿También te sientes asturiano?
—Tamién: asturiano de Grao.
—A ver si ahora resulta que vas a ser independentista.
—¿Independentista de dónde?
—De dónde va a ser: de Grao. No callas todo el tiempo con Grao.
—Será que soy moscón.
—Pues hay que abrirse.
—¿A dónde?
—Al mundo, a Europa.
—No sé, ¿Europa? Eso debe tar muy lejos de Grao, más o menos como Cataluña.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa