Publicado el: 27 Nov 2017

Foro pedirá una rebaja del 40 por ciento del IBI en Somiedo

Josefina Álvarez considera que hay margen para reducir la contribución más allá del 10 por ciento ya aprobado por el Ayuntamiento

Josefina Álvarez (Foro)

Redacción/Grao

Josefina Álvarez, presidenta y portavoz de Foro Somiedo, pedirá una rebaja del 40 por ciento del IBI urbano, que amplíe la reducción del 10 por ciento ya aprobada por el Ayuntamiento. “Pese a que votamos a favor de la rebaja del IBI urbano del 10 por ciento en la sesión plenaria del pasado 4 de octubre, porque consideramos que mejor que no rebajarlo es aprobar dicha medida, hemos presentado hoy en el Ayuntamiento de Somiedo un detallado estudio socioeconómico como base de las reclamaciones y sugerencias que presentaremos al Pleno y como última alternativa para tener un IBI justo a partir de 2018”, afirma Álvarez a través de un comunicado.

Foro planteará en concreto que el tipo impositivo, que era del 0,98 por ciento del valor catastral del inmueble, y ha sido rebajado para el año que viene al 0,88 por ciento, se fije en un 0,60. Además, reclaman bonificaciones de al menos el 50 por ciento para familias numerosas, y otra bonificación también del 50 por ciento para construcciones agrarias con explotaciones en activo. Finalmente, plantean tambièn poder fraccionar el pago en tres cuotas “tal y como podrán hacer, por ejemplo, los habitantes de Grado a partir del año próximo”.

La portavoz de la oposición somedana ha recalcado que “Somiedo tiene que asumir el IBI per cápita más elevado del entorno, duplicando a lo que se paga en concejos próximos como Salas o Belmonte” y ha aprovechado la ocasión para recordar que “pese a la bajada del 10% del tipo impositivo propuesta, Somiedo seguirá siendo el quinto concejo de Asturias con el tipo impositivo de IBI urbano más alto de Asturias, tras la decisión tomada en los Ayuntamientos de Mieres y Cangas de Onís de rebajar su tipo impositivo”.

Josefina Álvarez argumenta que “en Somiedo pagamos más IBI del que deberíamos pagar por, al menos, cinco razones. La primera de ellas es que la ponencia de valores es del año 2007. Pues bien, según el INE, el índice de precios de la vivienda (IPV) ha bajado un 27% desde entonces en nuestra comunidad autónoma, por lo que, por lógica, el valor catastral de los inmuebles de Somiedo tendría que ser inferior al que tenemos en la actualidad. Los últimos responsables de ello son los concejales del PSOE de Somiedo, que en su día acordaron realizar una ponencia de valores en el momento de mayor valor inmobiliario y que, ahora, se niegan a estudiar la realización de una nueva revisión si los valores catastrales resultasen inferiores, tal y como propusimos realizar desde la oposición por medio de una moción presentada hace año y medio. Cabe recordarse que esta medida no solamente afectaría al IBI, sino que permitiría contar con una Plusvalía más justa y con una base más razonable de los Impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales y sobre Sucesiones y Donaciones, en caso de herencias o ventas. ¿Acaso que el valor de los inmuebles haya bajado un 27% desde 2007 sin que haya bajado el valor catastral no es razón suficiente para bajar aún más el IBI en Somiedo?”, se preguntaba la portavoz.

Álvarez también culpa al procedimiento de regularización catastral, “que pese a que podría haberse convertido en una gran oportunidad para bajar el IBI urbano en Somiedo y permitir así que los vecinos que hayan sufrido un expediente de regularización no tengan que pagar tanto y que los vecinos  que tuviesen todos sus inmuebles actualizados en la base de datos del Catastro pudiesen pagar muchos menos impuestos, el Alcalde y los concejales del PSOE se negaron, porque lo que querían era cobrar los atrasos fruto del procedimiento y poder así tener algo más de liquidez en las mermadas arcas municipales, que cerraron el ejercicio de 2016 con un saldo en banco del entorno de los 10.000 euros. Ello explica que estuviesen colaborando con el Catastro sin contar a los vecinos lo que estaba sucediendo y sin ofrecer información de oficio a toda la población en general”. Ha explicado la edil de FORO que “a consecuencia de la regularización catastral este año el Ayuntamiento de Somiedo habría duplicado, entre ingresos ordinarios y atrasos del IBI, la cifra que habitualmente ingresa, a tenor de la escasa información facilitada por el Alcalde al respecto. ¿Acaso cobrar este año el doble de lo habitual y un 20% más anual de lo habitual a partir de ahora no es razón suficiente para ofrecer una bajada mayor del IBI en Somiedo?”.

La tercera de las razones por las que Josefina Álvarez apuntaba a que era necesaria una mayor bajada del IBI urbano es que “el Alcalde de Somiedo no ha solicitado la bajada del valor catastral de los inmuebles de acuerdo a la posibilidad estipulada en los Presupuestos Generales del Estado desde 2014. De haber solicitado esa bajada el Alcalde, los somedanos habríamos pagado un 20% menos de IBI en el año 2014; un 22% menos en el año 2015; un 23% menos en 2016; y, un 8% menos este mismo año. El Alcalde, sin embargo, solicitó la no aplicación de este decremento, que tampoco se aplicará en 2018 lamentablemente. ¿Acaso no haber aplicado ningún año desde su entrada en vigor de las rebajas de IBI que permite la Ley de Presupuestos del Estado no es razón suficiente para ofrecer una mayor rebaja del IBI en Somiedo?”.

Por último, Álvarez ha apuntado a “la necesidad de contar con un IBI justo. En Somiedo, según el SADEI, tenemos una renta disponible ajustada por habitante un 12% más baja que la de Asturias; sin embargo, pagamos un IBI mucho más elevado que el de la media de Asturias, por lo que el esfuerzo fiscal es muchísimo más elevado. Los elevados impuestos municipales impiden que, por ejemplo, los hosteleros y demás empresarios locales obtengan mayores beneficios, con el consiguiente problema que ello implica en la generación y preservación de puestos de trabajo directos y el consiguiente asentamiento poblacional”.

“En una sociedad como la de Somiedo, donde la agroganadería es una fuente importantísima de la economía productiva y donde un elevado porcentaje de la población es pensionista, no es justo que los impuestos municipales supongan un esfuerzo fiscal tan elevado, más elevado que el de la inmensa mayoría de los concejos rurales de Asturias. A un somedano, por ejemplo, le supone el doble de esfuerzo pagar el IBI que a un belmontino. Eso no debería suceder. ¿Acaso permitir que los impuestos municipales no supongan mayor esfuerzo para los somedanos que para los habitantes de los concejos de nuestro entorno no es razón suficiente para ofrecer una mayor bajada del IBI en Somiedo?”, se pregunta la concejal.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa