Publicado el: 02 Dic 2017

Afectados y expertos discuten los problemas del lobo

Esther Martínez, corresponsal de La Voz del Trubia, resalta la importancia de los medios locales en el conflicto debido a su impacto en la zona rural

 

Eduardo Lagar, Ramón Muñiz, Óscar Buznego y Esther Martínez, en el Ridea.

 Redacción/Oviedo

Las jornadas “El lobo en Asturias. La gestión de un conflicto”, organizadas por el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) en colaboración con la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio ambiente, se clausuraron el jueves pasado, tras dos días intensos, donde todas las partes implicadas, tuvieron presencia en las distintas ponencias. El jueves durante la mañana, el sector conservacionista, representado por Alexis Puente, portavoz de la coordinadora ecologista D’Asturies y Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo, se mostró a favor de la protección del lobo y también de su control. La mesa estuvo moderada por el periodista Luis Miguel Rebustiello.

El conocimiento científico del lobo y su interacción con el territorio, fue la siguiente ponencia, moderada por el geólogo y autor de numerosas publicaciones relacionadas con la gestión de recursos naturales y el desarrollo rural,  Jaime Izquierdo. Formaron parte de la mesa los biólogos,  Orencio Hernández y Jose V. Lopez-Vao y Luis Llaneza y el geográfo, Jesús Ruiz

Durante la tarde, los medios de comunicación y su papel en el tratamiento del conflicto tuvieron su espacio, en una mesa que contó con la presencia de la corresponsal de Las Regueras en este diario; Esther Martínez, quien resaltó la importante labor de los medios locales en este conflicto, al encontrarse en una situación más cercana en el espacio con amplia repercusión en la zona rural. De este modo, se pone cara a los problemas, con un profundo sentido de responsabilidad social  y dando voz a todos los sectores implicados, intentando mantener equilibrio y la pluralidad en sus informaciones.

Los distintos modelos  de gestión  del  conflicto del lobo en los gobiernos regionales de Cantabria y Castilla-León y Asturias centraron el último debate, moderado por Juan Luis Rodríguez-Vigil y en el que participó el Director General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Javier Cachón.

Las jornadas tuvieron una amplia respuesta social y un importante espacio para el debate, ya que todos los colectivos implicados en el conflicto estaban presentes, si bien la más numerosa fue la participación de los representantes de los ganaderos; el sector más descontento y afectado. Y todos los asistentes mostraron un alto grado de satisfacción por la celebración de las jornadas, y la mayoría concluye que este espacio de debate, deberían ser el germen de otros encuentros y mesas de trabajo.

Las treinta y siete manadas de lobo que, según los informes, existen en Asturias, son uno de los motivos de conflicto y de malestar más recurrentes en el campo asturiano. Y el conflicto, biológico y territorial, genera un gran debate entre la población rural y el sector conservacionista. La mayoría de las partes implicadas coinciden, no obstante, en que, además de la aplicación del Plan de Gestión del Lobo, se necesitarían medidas complementarias y buscar un equilibrio entre los daños y la conservación.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa