Publicado el: 03 Dic 2017

El belmontino que llegó al Bulevar de la Sidra cuando era una caleya

Toni, del “El Pigüeña”, se jubila tras tres décadas en Gascona

Homenaje al belmontino Toni, en “El Ferroviario”.

La Peña Sidrería el Ferroviario homenajeó a un mítico belmontino en Gascona, Manuel Antonio Rodríguez, Toni, como todos lo conocen, era propietario de la sidrería “El Pigüeña”, en la que llevaba 29 años. Es natural del Pueblo de Oviñana, en Belmonte de Miranda, localidad que le dio nombre a la sidrería ya que es allí donde desemboca el rio Pigüeña.

Este belmontino fue pionero junto a la sidrería “El Ferroviario”. Cuando llego al Bulevar de la Sidra aquello era una caleya y hoy en día es una de las calles mas importantes y conocidas de Oviedo. Dedicó mucho trabajo y fue uno de los pilares más importantes en la transformación de Gascona.

Toni puso toda su vida en la hostelería, en la que empezó a trabajar a los 14 años. Con su jubilación espera poder dedicar más tiempo a sus familiares, estar más con ellos y disfrutar merecido retiro junto a su esposa Begoña Suarez, de Miera, que lo acompañó toda la vida en esta aventura en Gascona y fue un pilar muy importante en el Pigüeña, por su cocina tradicional.

A lo largo de su trayectoria profesional, Toni y Begoña vieron reconocidos sus esfuerzos con numerosos premios y reconocimientos durante su trayectoria profesional en el Bulevar de la Sidra. De todas maneras, seguirán vinculados a Gascona ya que su cuñado, Ricardo Suarez, de Miera, regenta dos negocios en la calle, “La Noceda” y “El Cornet”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa