Publicado el: 05 Dic 2017

Frente común de Asturias, León y Galicia ante los grandes incendios

Los presidentes de las tres comunidades se reunieron ayer en Oviedo para reclamar una reforma de la financiación y una actuación estatal coordinada frente al envejecimiento y los fuegos devastadores

Javier Fernández saluda a Juan Vicente Herrera ante Alberto Núñez Feijóo/ Foto Armando Álvarez

Redacción/Grado

Financiación autonómica, incendios y envejecimiento de la población. Estos son los tres ejes del frente común firmado ayer en Oviedo por Asturias, León y Galicia, cuyos presidentes (Javier Fernández, Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo) firmaron una declaración institucional conjunta que sienta las líneas de sus exigencias al Gobierno central en estas tres materias.

Si en financiación autonómica reclamaron que el nuevo sistema no suponga un recorte para ninguna comunidad autónoma respecto al ahora en vigor, y que se tenga en cuenta el gasto efectivo en asuntos como educación o sanidad, respecto al problema demográfico hicieron especial hincapié en impulsar el desarrollo del medio rural. En la lucha contra el cambio demográfico, Asturias, León y Galicia apuestan por el envejecimiento activo y saludable en el entorno habitual; la creación de factores que no penalicen a las familias, con políticas de conciliación; políticas destinadas a la juventud, para intentar frenar el éxodo del talento juvenil, así como políticas de vivienda y de desarrollo de nuevas tecnologías y redes de banda ancha en las zonas en declive demográfico, para atraer nueva población. “También se busca promover iniciativa en áreas como turismo, artesanía, agricultura, ganadería, biomasa y otras energías renovables”, señala el manigiesto, que propone “propiciar un desarrollo económico y social sostenible en el medio rural, impulsando estrategias de economía verde y circular de aprovechamiento de los recursos naturales de lucha contra el cambio climático y de bioeconomía. Y optimizar sistemas de producción agraria, atender los criterios de ruralidad fijados en la Ley nacional de Desarrollo Sostenible del medio rural para fijar población o buscar la equidad entre lo urbano y lo rural favoreciendo la movilidad de los empleados públicos”.

En cuanto a los incendios, proponen establecer sistemas de colaboración en todas los ámbitos, tanto en sensibilización de la población como en formación de los cuerpos de extinción de incendios y en gestión de grandes incendios, y reclaman al Gobierno “nuevos instrumentos jurídicos” para perseguir a los incendiarios. El acuerdo, sin embargo, no hace mención a uno de los problemas que agravan los grandes incendios, sobre todo en territorios como Galicia: la existencia de grandes plantaciones de bosques artificiales con especies pirófitas (eucalipto y pino) frente a la disminución de los bosques de especies autóctonas, más resistentes al fuego (piroresistentes).

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa