Publicado el: 16 Dic 2017

El río Pigüeña se lleva muros y postes a su paso por Belmonte

Los afectados apuntan a los árboles caídos que no se limpian desde hace meses como causa de que el agua invada sus fincas

Finca inundada por las aguas de Pigüeña en Belmonte de Miranda.

Julio Cabal/Belemonte de Miranda

Varios vecinos de Belmonte de Miranda con propiedades colindantes al río Pigüeña se quejan de los daños sufridos en sus fincas en los últimos días por culpa de las riadas. Los propietarios culpan a la gran suciedad que hay en el río, que provoca que cuando sube el caudal el agua se desvíe inundando los prados.

En algunos casos el Pigüeña ha llegado a ocupar hasta 25 metros de finca. Entre los daños se encuentran varios muros de piedra tirados, postes con malla arrancados y los prados llenos de mucha suciedad. Las críticas vecinales señalan que el cauce del río está plagado de árboles caídos hace meses, e incluso años, sin que los responsables se hagan cargo de la limpieza.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa