Publicado el: 22 Dic 2017

El TSJ ‘salva’ de la bancarrota a Quirós por el ‘caso Murias’

El Ayuntamiento, cuyo pago de tres millones a los propietarios de la antigua mina le dejaba sin recursos, solo deberá liquidar 735.000 €, dado que algunos embargos caducaron

La deuda de la empresa, según el Tribunal, es menor dado que no pueden computarse los casi 30 años que lleva sin actividad

Caras relajadas de la Corporación tras conocer el dictamen del TSJ

Beatriz Álvarez / Quirós

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha dado un balón de oxígeno al Ayuntamiento de Quirós y le salva de la bancarrota a la que estaba condenado por el ‘caso Murias’, la mina que fue cerrada hace tres décadas ilegalmente por la Corporación de entonces. El TSJ rebaja dos millones la deuda, por lo que la administración quirosana solo deberá liquidar 735.000 € y no los casi tres millones, dado que algunos embargos caducaron y además la deuda con la empresa, según el Tribunal, es menor dado que no pueden computarse los casi 30 años que lleva sin actividad.

Con cierto retraso, debido a la recepción que la Corporación quirosana dio a los niños del colegio y a sus profesores, se celebró hoy el último pleno del año en el Ayuntamiento de Quirós, en el que se dio cuenta de este dictamen, muy importante para la economía quirosana. Se trataba de explicar a la Corporación la situación del crédito ICO concedido del Fondo de Impulso Económico y la modificación presupuestaria que como consecuencia del mismo hay que hacer puesto que el incremento presupuestario supone un incumplimiento de los principios de equilibrio presupuestario. Ello obliga a elaborar un Plan Económico Financiero que explique las causas, el carácter y las soluciones propuestas por la Corporación para volver al equilibrio.
El crédito tiene dos años de carencia en los que se pagarán intereses y a partir de 2020 se comenzará con la amortización del capital. Según la providencia del TSJ para el cumplimento de la sentencia de la mina, ahora son unos setecientos treinta y cinco mil euros que corresponden a los embargos que constaban en los registros del Ayuntamiento vigentes desde los años 80 hasta ahora (pues algunos han caducado). De ellos el Ayuntamiento ha calculado unos quinientos mil euros para embargos vivos y el resto irá a la familia (mientras tanto han sido consignados en cuentas del juzgado pendientes de la presentación de la declaración de herederos). El TSJ ha considerado que no puede computarse la deuda que le correspondería a la empresa pues ésta lleva más de treinta años sin actividad por lo que no se puede pagar a quien no existe.
En este sentido el grupo municipal de IU valoró positivamente esta decisión del TSJ al tiempo que pidió que se vigile con la diligencia debida que solo cobren aquellos que tengan que hacerlo.
Por su parte el alcalde resaltó su disgusto ante una decisión equivocada de hace treinta años a la que ahora ha de hacer frente la corporación actual. Fabián Ávarez resaltó que “el que toma decisiones comete errores o acierta, pero el que nunca hace nada no yerra nunca pero tampoco acierta” en clara alusión a la desidia de las corporaciones anteriores a la hora de abordar este tema.
Por su parte Ovidio García destacó que en los últimos cinco años se estaba destinando un dinero para poder solucionar este tema y así van a seguir funcionando.
Ambos alcalde y oposición coinciden en que” es una lástima que un dinero tan necesario para las necesidades del concejo lleve este destino”.

 

Niños del colegio con la Corporación

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa