Publicado el: 20 Ene 2018

La Ponte ecomuseo

El autor

Por Javier F. GRANDA

En uno de los lugares más hermosos de la Asturias central, los Valles del Trubia, desarrolla su actividad La Ponte Ecomuseo. Su trabajo es de un alto valor para la Asturias rural pero también para la investigación arqueológica e histórica a tenor de los trabajos que han ido sacando a la luz. La diversidad de actividades que ponen en marcha van de la investigación a los talleres, charlas, itinerarios culturales y didácticos, acciones de voluntariado en Patrimonio Cultural, o las Jornadas anuales sobre esta temática que se celebran en Villanueva de Santo Adriano con la colaboración habitual de la Fundación Valdés-Salas y otras entidades. Estas jornadas abordan cuestiones complejas desde diferentes enfoques en cada anualidad. El Patrimonio Cultural y su gestión se ha ido tratando con el fin de contribuir al debate acerca de su sostenibilidad, de los medios de financiación, de la recepción por parte del consumidor o usuario, etc., y para la estructuración de un marco teórico que sirva de referencia. No es extraño que La Ponte haya diseñado esta cita anual dado el interés que muestra por todo aquello que tiene que ver con los auténticos valores de la comarca donde radica. Otras iniciativas llevadas a cabo por el colectivo son los talleres de Arqueología Experimental, el diseño de itinerarios culturales o el ciclo Historia, Arqueología y Folclore de Santu Adrianu que ha acercado a Villanueva a reconocidos especialistas en diversos campos vinculados al estudio y la investigación del patrimonio material e inmaterial de la zona. No cabe duda que La Ponte sabe poner en marcha todas estas propuestas con eficacia y buen hacer. Son un ejemplo a seguir para otras comarcas como emblema de una cultura que no emana de los grandes centros difusores pero que es posible desarrollar y, por tanto, imprescindible ser apoyada. Es preciso cuidar este tipo de entidades en el territorio porque sus promotores son quienes nos acercan a modelos culturales de calidad; poseen un alto valor en sí mismas y generan productos culturales muy importantes allí donde radican. Se trata de verdadera cultura y no el espectáculo yermo y fácil que nos administran desde otros lugares, y, lo que es muy importante, no corrompen o desvirtúan la información que al final llega al ciudadano o el hombre del medio rural pues viene avalada por especialistas honestos en sus campos de conocimiento. Sería muy deseable que iniciativas de este tipo se pusieran en marcha en otros lugares para que el conocimiento y el aprovechamiento de los recursos del patrimonio cultural dejase de estar monopolizado por sujetos y entidades que más allá de la autopromoción, son incapaces de hacer viable cualquier iniciativa coherente. Invito desde aquí, para quien no lo haya hecho, a descubrir las actividades de La Ponte Ecomuseo, porque su idea de cultura cambiará a mejor.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa