Publicado el: 22 Ene 2018

Condenado a 8 meses de cárcel un vecino de Belmonte por un incendio forestal

El acusado declaró en el juicio que el fuego lo encendieron sus padres, ya ancianos y con dificultades de movilidad, cuando él dormía la siesta

Un incendio forestal, en una imagen de archivo

Redacción/Grado

El Juzgado de los Penal número 2 de Oviedo ha condenado a 8 meses de cárcel y al pago de una multa de 8 uros diarios durante meses 8 meses, a un avecino de Quintana, en Belmonte de Miranda, por un incendio forestal, que quemó algo más de 15 hectáreas de monte y arbolado. El fuego se produjo el 2 de mayo de 2016, cuando, según la sentencia, el ahora condenado prendió fuego en su finca para regenerar pastos, “a manta”, pese a que estaba expresamente prohibido, y sin tener licencia para hacer quemas ni disponer de ningún dispositivo para el control del fuego. El incendio fue sofocado a las 21,53 horas, por efectivos de bomberos, y fue necesario utilizar el helicóptero, además de reforzar con personal del parque de Bomberos de Grado. El coste de la intervención fue de 5.442 euros, y el daño al monte se estima en 1.167 euros, dinero que tendrá que abonar el condenado, que durante el juicio alegó que estaba durmiendo la siesta cuando se declaró el fuego, que pudo ser encendido por sus padres. El juzgado le considera responsable, ya que sus padres tienen avanzada edad y dificultades para caminar. La sentencia no es firme y se puede recurrir.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa