Publicado el: 12 Feb 2018

“Nos salvó la cocina de leña”, relatan los aislados por la nieve

Los vecinos de los pueblos de Quirós que perdieron el suministro eléctrico casi una semana por el temporal cuentan las dificultades por las que pasaron

“No había generadores para alquilar en toda Asturias” asegura Tino Quintana, operario de una de las subcontratas de EDP que trabajó para restablecer el servicio

Vecinos de Cortes limpiando el acceso al pueblo / Rosa Álvarez

Beatriz Álvarez / Quirós

Durante todo el temporal de nieve que en la última semana ha sufrido Asturias, el concejo de Quirós y los concejos vecinos han sufrido cortes intermitentes de luz, prolongándose en ocasiones hasta los 5 días. Yolanda García, que vive en Villamarcel desde hace veinte años relata que hacía años que no veía una nevada así, aunque “febrero es el mes en que más nieva”. Tuvo que faltar dos días a trabajar y sus hijos midieron delante de su casa ochenta centímetros de nieve. “Aquí, por ejemplo, la luz se fue el domingo día 4 y el lunes 5. El lunes entre las 6.00 de la mañana y las 21.00 de la tarde. Luego cortes más o menos largos de forma intermitente”.

A Yolanda le salvó la cocina de leña que aún conservan muchas de las casas quirosanas. “Pues imagínate, sin luz, calentando la casa con la cocina de leña y cocinando también así, pendientes de la nevera para que no se estropeen las cosas”. Explica que Villamarcel está sin alumbrado público desde hace una semana, “los cables están en el suelo encima de un árbol que al caer los arrancó”. Gracias al cazo del tractor y con la ayuda de su hijo pudieron limpiar el tramo que va desde la carretera que limpia la quitanieves, hasta su casa y sacar el coche. “La gente que no vive aquí no se hace a la idea de la diferencia en la cantidad de nieve que hay entre Barzana y los pueblos. En Cortes me decía ayer un vecino que había un metro. Andamos con la pala rasera en el coche porque si nos encontramos a un coche de frente y no podemos cruzarnos hay que bajar a espalar.”
Sandra López es vecina de Cortes y madre de un niño que lleva dos semanas sin ir al colegio “primero estuvo malín y ahora esta semana no pudo acudir porque no había transporte escolar”. En Cortes también marchó la luz dos días, “luego nos pusieron un generador. Iban a ponerlo en el centro del pueblo, al lado de la Casa del Santo, pero como tenía que dar servicio también a Lindes lo pusieron en el aparcamiento de hotel, a la entrada del pueblo.” Ahora ya tienen luz, dice “ya no se oye el generador, pero mientras el suministro estuvo cortado nos dijeron que fuéramos prudentes con los electrodomésticos, que no encendiéramos varios a la vez, ni todos los radiadores.” Se ha quitado mucha nieve ya, pero los coches aún no pueden acceder al pueblo. Muy cerca de allí, entre Fresneo de Cortes y Cuevas estaba una de las averías importantes.
Evangelina García vive en Ricao. Relata que se pasa mal sin luz. Allí faltó “seguido, seguido, dos días desde la noche hasta casi la tarde del otro día. Nos arreglamos regular, más bien mal, con velas, porque no teníamos ninguna lámpara de gas, ahora todo es eléctrico, el bombo de agua caliente, la vitrocerámica… teníamos que ir a atender a los animales más temprano para poder hacerlo con la luz del día, pendientes de los arcones que no pueden estar tres días sin luz. A mí me descongeló la nevera y tuve que cocinar todo rápido para que no se perdiera.” A Ricao le dio servicio un generador que pusieron en Santa Marina. Para Evangelina el mayor problema es que se ponga alguien malo y haya que subir a buscarlo y bajarlo en camilla entre el más de medio metro de nieve que había en el pueblo. “Caminando malo, la quitanieves limpia hasta la entrada del pueblo, pero en el pueblo la nieve sigue. Subió la panadera cada dos días y nos dejaba el pan”.

Adolfo del Corro es natural de Villaxime donde viven sus padres, Juan y Maruja que conservan la cocina de carbón que les ha sacado del apuro estos días, no así a algunos vecinos como Segundo y Luisa que se han arreglado con un camping gas pues lo tienen todo eléctrico. “Villaxime estuvo sin luz el domingo y el lunes prácticamente todo el día. Luego nos dieron servicio con el generador que pusieron en Santa Marina donde las minicentrales. Esto que pasó es muy raro, la luz ya no falta como antes desde que pusieron las torres, antes era más fácil que marchara. Los árboles tenían mucha nieve y era como si estuviese pegada a ellos. No hay explicación, los operarios de Cobra trabajan muy bien, el entorno de las torres está prácticamente limpio de árboles grandes y pequeños y de maleza. Es muy extraño.”

Parece que lo peor ha pasado y el servicio eléctrico está restablecido en toda Asturias. “No había generadores para alquilar en toda Asturias” cuenta Tino Quintana, operario de una de las subcontratas de EDP que ha trabajado duro durante esta crisis “ha sido una experiencia dura, pero parece que todo está funcionando otra vez”.

Aspecto de la nevada en Ricao

Adolfo del Corro de Villaxime retirando la nieve en el entorno del pueblo

Sandra López mide la altura de la nieve tras espalar

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa