Publicado el: 15 Feb 2018

El conductor accidentado en Cornellana cuadriplicó la tasa de alcoholemia

La Guardia Civil de Salas se cruzó con el coche cuando hacía eses, tras «tragarse» la nueva glorieta de acceso a la A-63

La Guardia Civil con el coche siniestrado

Redacción/Grao

El conductor que se «tragó» la nueva glorieta de acceso a la A-63 en Cornellana y siguió conduciendo con el eje del coche averiado cuadriplicó la tasa de alcoholemia, según la Guardia Civil. El siniestro, que adelantó LA VOZ DEL TRUBIA, sucedió el pasado martes, sobre las tres menos cuarto de la tarde. Según el relato de la Guardia Civil, «una patrulla de Tráfico del Destacamento de Salas que se encontraba realizando su servicio propio de la especialidad, a la altura del kilómetro 446 de la Nacional 634 (San Sebastián-Santiago de Compostela)» cuando se cruzaron con el coche, que «circulaba de lado a lado de la vía y con un fuerte golpe en el lateral izquierdo teniendo  dañada la rueda trasera de ese lado, haciendo prácticamente imposible la circulación», tal como atestiguan las grabaciones realizadas por otros conductores. Los agentes dieron la vuelta y le pararon. «En este mismo momento la patrulla de Tráfico de la Guardia Civil, observan que el conductor del turismo presenta evidentes signos externos de conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas por lo que  le realizaron las pruebas establecidas en etilómetro de aproximación,  arrojando un primer resultado positivo, procediendo posteriormente a repetir las pruebas en etilómetro evidencial, obteniendo un resultado positivo cuatro veces superior  al legalmente permitido, por lo que se le comunicó a dicho conductor que iba a ser investigado por la supuesta comisión de un delito contra la Seguridad Vial, consistente en conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas», según señala la Guardia Civil en un comunicado.

«Los agentes de Tráfico de la Guardia Civil, pudieron comprobar que los daños que presenta el vehículo, fueron ocasionados con motivo de una salida de vía sufrida con anterioridad a la altura del kilómetro 444,500 de la N-634»,m en la citada glorieta. «Desde el Sector/Subsector de Tráfico de la Guardia Civil en el Principado de Asturias, se recuerda la incompatibilidad de la conducción de vehículos a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, pudiendo suponer un delito como en el presente caso o en otros similares previstos en el artículo 379 del actual Código Penal», concluye la Guardia Civil.

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa