Publicado el: 21 Feb 2018

Cien años del teatro casino de Trubia

Toño Huerta

Por Toño HUERTA

No ha de extrañar que en una población con una historia tan dilatada como Trubia, las efemérides se entremezclen con la cotidianidad del día a día. Si durante el 2017 se cumplieron 225 años de un hecho histórico y trascendental para Trubia, como fue la elaboración del Dictamen del ingeniero de la Marina Fernando Casado de Torres, por el cual se elegía Trubia como ubicación para la nueva fábrica de armas, o los 150 años de la apertura de la carretera entre Trubia y Quirós proyectada por el ingeniero Gabriel Heim, en el próximo 2019 conmemoraremos hechos no menos importantes: 225 años de los primeros trabajos en la Fábrica de Armas, 175 años de la llegada del general Elorza a Trubia, 135 años de la apertura del ferrocarril minero entre Trubia y Quirós o 115 años del ferrocarril entre nuestra localidad y San Esteban de Pravia, y los mismos años de la escuelas Bernardino Machín (las de la “plazoleta”). Nuestro deber histórico es conocer y reconocer tan importantes episodios de nuestra historia.

Casino, quiosco y plazoleta hacia 1960 (Ed. Alarde. Fototeca del Museu del Pueblu d’Asturies)

Todo un símbolo
Pero será a lo largo de este 2018 cuando de verdad Trubia se vestirá de cumpleaños. Un elemento fundamental de nuestra historia, por la que pasamos generaciones de trubiecos en nuestras jornadas de asueto y diversión, cumple cien años, que se dice pronto. Estamos hablando de nuestro querido Teatro-Casino, todo un símbolo en la vida de esta población obrera. Y manteniendo el espíritu de convivencia que siempre se vivió en él, ha surgido del trabajo conjunto de diversas asociaciones, con el apoyo de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, todo un programa de actividades a desarrollar a lo largo de este año, con un doble objetivo: conmemorar el centenario del Casino y reivindicar el papel de Trubia dentro de la historia y la vida de Asturias; por decirlo llanamente, “poner a Trubia en el mapa”.
Sin entrar en el detalle, ya se conocerá a su debido tiempo, la idea es realizar diversas exposiciones, charlas, conciertos, concursos, actuaciones teatrales y un largo etcétera en un periodo que irá desde abril hasta octubre, coincidiendo esas fechas con las de la firma del plano de obra del edificio, el 3 de abril de 1918, y la inauguración oficial del mismo, en el mes de octubre de ese mismo año. En ese periodo, entre otras actividades, se pretende hacer un documental para conocer como era la vida en torno al Casino, recogiendo testimonios orales; recuperar la tradición musical de Trubia a través de la creación de una masa coral, realizar un concurso de pintura rápida, recrear, como colofón y cierre, un día en el Trubia de los años 50, etc. Todo ello, como es lógico, será irrealizable si no se cuenta con el apoyo y colaboración del pueblo pues, al fin y al cabo, es algo de todos. En ese sentido, se pide la colaboración de personas que puedan aportar diverso material para las exposiciones (carnés de socio, carteles, objetos, fotografías, etc.; lógicamente, todo ello será posteriormente devuelto). Quien desee colaborar puede ponerse en contacto a través del correo centenariocasino@gmail.com.
A lo largo de su historia, nuestro Casino ha ido cambiando de nombre, y uno de los objetivos es que en su fachada vuelva a aparecer el nombre que tuvo en origen, “Círculo de Obreros”, cambiado a finales de la década de 1970 o principios de la de 1980 por el de “Centro Cultural de la Fábrica Nacional de Trubia”. En 1996 y 2008 sufriría sendas reformas, siendo ya eliminado en la primera su nombre, a cambio de una aséptica placa que hace referencia a su nueva función de centro social.
Como ya se indicó, la programación que se desarrollará fue consensuada entre diversas asociaciones, en ese espíritu de colaboración que nos identifica desde hace años. A modo de ejemplo, dentro de los actos del Centenario del Casino se incluirán actividades que conmemoran el también aniversario del Grupo Nocéu, 40 años llevando el nombre de Trubia por medio mundo. Pero también se ha involucrado a la comunidad educativa, pilar fundamental, en la que el IES Río Trubia cumple 25 años como tal, y será una parte fundamental en el diseño de las exposiciones a realizar, una sobre la historia de Trubia y otra específica sobre el Casino; o los 35 años del Colegio de El Villar. Sin olvidar el papel de las empresas trubiecas, pues no hemos de obviar que Trubia fue, es y, esperemos, seguirá siendo, una población industrial; ahí tenemos la Química del Nalón, que también está de cumpleaños, pues ya van 75 años desde su instalación en Trubia, o Doy, con 70 años, sin olvidar la fábrica de armas, verdadera alma de nuestra localidad.

Más aniversarios
Comenzaba el artículo con fechas y lo cerraré de igual manera, pues este 2018 aún encierra más aniversarios reseñables para nuestra historia: 225 años del inicio de las obras de canalización del río Nalón, imprescindibles para entender la ubicación en Trubia de la fábrica de cañones; 135 años del ferrocarril de Oviedo a Trubia, nuestro añorado “tren del Norte” o 90 años de la línea “del Vasco” hasta Ujo.
Trubia merece que se conozca su historia, comenzando por su propia población, pero dando un paso más y darla a conocer fuera, que no sea un simple lugar de paso hacia los valles a los que da nombre. Su papel en la historia industrial de Asturias fue clave pero, como no se puede ni debe vivir de recuerdos, hay que vindicar la Trubia del siglo XXI, invitar a que se la conozca, atraer visitantes, actividades culturales, sociales, en una palabra vida. Esa es la verdadera rentabilidad que necesitamos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa