Publicado el: 01 Mar 2018

La Guardia Civil investiga a dos vecinos, de Grado y Belmonte, por incendios forestales

El moscón fue interceptado por una patrulla de la Guardia Civil en Llantrales, mientras que el belmontino fue detectado por el helicóptero del Seprona, cuya tripulación le persiguió por el bosque

Imagen tomada desde el helicóptero/ Guardia Civil

Redacción/Grado 

La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo investiga a un vecino de Grado por un incendio en el monte Pico la Corona, y ha denunciado a otro de Belmonte, que intentaba huir de uno de los focos del fuego escondiéndose en un bosque.

La investigación comenzó el pasado martes,27 de febrero, cuando sobre las 15,30 horas la Comandancia de Oviedo recibió el aviso de que había fuego en el monte Pico Corona. Una patrulla del Seprona, del puesto de Grado, se desplazó a la zona, “observando que el incendio se había iniciado por tres focos diferentes, y tras las indicaciones aportadas por la importante colaboración ciudadana, logran interceptar un vehículo próximo a la localidad de Llantrales (Grado) en la carretera AS-311, que previamente había abandonado el lugar donde se había iniciado el incendio forestal”. El conductor reconoció a los agentes “que había prendido fuego con el fin de limpiar las fincas que tiene en régimen de mancomunidad”, según señala la Guardia Civil en un comunicado. El incendio fue finalmente extinguido sobre las 17,30 horas, tras intervenir varias dotaciones de bomberos, y afectó a 2,5 hectáreas de pastizal y monte bajo.

En esta intervención participaron dos patrullas territoriales, patrullas del SEPRONA de Oviedo y Grado y el helicóptero de la Guardia Civil. “Posteriormente, la tripulación del helicóptero de la Guardia Civil observa diversos focos de incendios de distinta consideración en lugares próximos por lo que trataron de identificar alguno de los autores de los mismos. Uno de los puntos observados, presentaba cuatro focos encendidos directamente sobre la maleza, con el fin de limpiar dos praderías de montaña, muy próximas al bosque y con la existencia de un viento considerable”, añade la Guardia Civil.

La tripulación observó entonces que una persona intentaba huir de la zona, internándose en un bosque, así que el helicóptero tomó tierra y los agentes iniciaron una persecución a pie, hasta que localizaron al sospechoso escondido detrás de un árbol. “Esta persona que se encontraba muy nerviosa, reconoció ser el autor de la quema manifestando que huía del lugar al percatarse de la presencia del helicóptero de la Guardia Civil”, señala el Instituto armado, que exigió al vecino que apagara los focos que había iniciado y le denunció en vía administrativa. “El índice de incendio para ese día en el Concejo de Belmonte era de nivel (2), careciendo el denunciado del correspondiente permiso, e incumpliendo varios requisitos establecidos para realizar estas actividades”, concluyen. Las diligencias están siendo instruidas por el Seprona y serán remitidas al Juzgado de Grado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa