Publicado el: 07 Mar 2018

Oviedo hará un censo de todas las palmeras ante la plaga de ‘picudo rojo’

El alcalde, Wenceslao López, insta a los propietarios a declarar ante el Ayuntamiento la existencia de ejemplares, para “proteger este patrimonio vegetal” ovetense del agresivo escarabajo

Los ciudadanos podrán pedir la colaboración del servicio de Parques y Jardines

Ejemplares de palmera en Trubia

Redacción/Grao

La plaga de ‘picudo rojo’ puede acabar con las palmeras de Asturias, y ha empezado en Oviedo, donde fue detectado por primera vez en noviembre del año pasado, en Limanes. Tras la declaración de alerta sanitaria realizada por el Principado, el Ayuntamiento se ha puesto manos a la obra para impedir graves daños “a este importante patrimonio vegetal del concejo”, según señala el alcalde, Wenceslao López, en un bando en el que establece las medidas para luchar contra el temido escarabajo, procedente de Asia tropical.
“La presencia de este escarabajo, constituye un peligro para la conservación de las palmeras, ocasionando generalmente la destrucción y muerte de las mismas si no es controlado a tiempo, pero aún en el caso de llegar a controlarse produce daños importantes, que merman significativamente el valor ornamental de la palmera afectada”, señala el Alcalde en el bando municipal, en el que insiste en que la detección temprana del ataque es imprescindible para evitar daños.
“Con el objetivo de conservar los ejemplares existentes”, y atendiendo a las indicaciones del Gobierno regional, “se ha iniciado, por un lado, un plan de tratamientos preventivos a fin de parar el desarrollo de la plaga en las zonas verdes municipales y por otro, se considera necesario recordar a los propietarios de palmeras la existencia de la plaga en nuestro municipio y las medidas fitosanitarias obligatorias para evitar la proliferación del curculiónido”, añade la Alcaldía.

Un picudo rojo. Son insectos grandes, entre dos y cinco centímetros, pero difíciles de detectar porque invaden el interior del árbol

El Ayuntamiento dispone que “se realizará un censo de todas la palmeras, tanto públicas como privadas, existentes en el municipio. Para ello se ruega a quienes tengan algún ejemplar de esta especie que lo comuniquen al Servicio de Parques y Jardines mediante llamada telefónica al 985 236 063, por correo electrónico a parquesyjardines@oviedo.es, cumplimentando la ficha correspondiente en la web del Ayuntamiento de Oviedo (http://www.oviedo.es/serviciosmunicipales/parques-jardines/informaciones-de-interes )”. Para dar de alta una palmera, hay que aportar los datos del titular, la referencia catastral de la parcela donde se encuentra la palmera o su geolocalización. Además, si aparece algún signo de que la palmera está afectada por la plaga, hay que comunicarlo inmediatamente. En el caso de que se confirme la infección, el Ayuntamiento lo comunicará a la Administración regional. “Las plantas afectadas levemente deberán ser tratadas con productos autorizados. Los propietarios podrán solicitar la colaboración del Servicio de Parques y Jardines. Las plantas que por la gravedad del ataque resulten irrecuperables deberán ser eliminadas de forma controlada. También en este caso podrán solicitar la colaboración del Servicio de Parques y Jardines”. La actuación en caso de podas y trasplantes puede consultarse en este enlace.
Se consideran plantas sensibles las siguientes: Areca catechu, Arecastrum romanzoffianum (Cham.) Becc., Arenga pinnata, Borassus flabellifer, Brahea armata, Butia capitata, Calamus merillii, Caryota maxima, Caryota cumingii, Chamaerops humilis, Cocos nucifera, Corypha gebanga, Corypha elata, Elaeis guineensis, Howea forsteriana, Jubea chilensis, Livistona australis, Livistona decipiens, Metroxylon sagu, Oreodoxa regia,Phoenix canariensis, Phoenix dactylifera, Phoenix theophrasti, Phoenix sylvestris, Sabal umbraculifera, Trachycarpus fortunei y el género Washingtonia

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa