Publicado el: 13 Mar 2018

Tardón: “La agricultura intensiva acaba con la salud y el planeta”

La científica, especialista en medicina preventiva y afincada en Las Regueras, considera preocupante la contaminación en Asturias, “en un clima húmedo como el nuestro los contaminantes no son capaces a diluirse”

Adonina Tardón

Esther Martínez / Las Regueras
Bajo el lema “Yo soy científica”, este año la Universidad de Oviedo en colaboración con la Consejería de Educación y Cultura del Principado y la Sociedad Española de Neurociencia ha lanzado un programa para acercar y divulgar el trabajo de las mujeres investigadoras.
Una de las protagonistas de esta campaña es Adonina Tardón, doctora en Medicina y Cirugía y profesora titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Oviedo, que buscó en Las Regueras, concretamente en la finca La Atalaya en Biedes, un lugar donde criar a sus tres hijos, uno de los cuales, Mario Tardón, “hizo sus primeros pinitos como actor en las obras organizadas por La Piedriquina” y ahora está en Los Ángeles y a punto de estrenar una película en Cannes, “Theman who killed D. Quixote”.
La doctora Tardón nació en Madrid en 1953, y en sus cuarenta años de profesión ha vivido experiencias duras como mujer e investigadora. “Hay que diferenciar mis primeros veinte años de trabajo, cuando tenías que pedir perdón por ser lista y ambiciosa. Incluso debías dar un paso atrás por si había un hombre para ocupara la jefatura. Me llegaron a preguntar después de mi baja maternal que si no me daba pena abandonar a mi hija recién nacida”.
En los últimos veinte años reconoce que las cosas han cambiado para bien, las mujeres empiezan a decir “aquí estoy yo y voy a competir por ese puesto frente a ti, hombre”. Piensa que es un tema de educación y que aún queda camino por recorrer.
Actualmente forma parte del grupo de investigación de epidemiología molecular del cáncer en el Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo, y participa en estudios de factores ambientales asociados al cáncer de pulmón. Es autora de 194 artículos científicos, ha dirigido 23 tesis doctorales.
“El tabaco es el causante del 75 % de los casos de cáncer de pulmón, el 20% los riesgos laborales y el 5% restante la contaminación atmosférica.”
Respecto a la llamada ‘herencia química’, destaca la doctora Tardón que una de las conclusiones de los estudios de los efectos nocivos de los compuestos químicos persistentes que ha estudiado, es que “el 100% de las embarazadas analizadas tiene DTT en sangre, cuando este compuesto hace años que está prohibido. Es heredado y se transmite al bebe, lo cual puede estar asociado con peso muy bajo, obesidad, diabetes”. No se explica que aún las administraciones públicas no hayan prohibido el glifosato; “Es cancerígeno y se sigue utilizando en parques y jardines”. En Asturias cree que el futuro del campo pasa por la “agricultura y la ganadería ecológica. Tenemos las condiciones idóneas y aunque al principio lo parezca, no es más caro. Con la agricultura intensiva estamos acabando con nuestra salud y la del planeta”.
Los pastos abonados con cucho, la eliminación de los compuestos químicos sintéticos, los insecticidas naturales y el consumo responsable de fruta y verdura de temporada son premisas básicas para la doctora Tardón. “Comer fresas en enero es agotar el planeta, es forzar la maduración a base de compuestos contaminantes. Cada planta, cada estación y cada clima tiene sus propio ritmo.
Respecto a los puntos calientes más contaminados en Asturias, destaca la ría de Avilés y la zona oeste de Gijón. “Claro que el nivel de contaminación es superior al deseable, en un clima húmedo como el nuestro, los contaminantes no son capaces a diluirse”.

Comentarios:
  1. Osvaldo Camacho Castillo dice:

    Pues no han prohibido el Glifosato porque no hay otro que lo pueda substituir

    y ¿que sugiere que se usa para controlar las malezas?

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa