Publicado el: 17 Mar 2018

Adonina Tardón, Mujer del Año 2018 de Las Regueras

Las dificultades para hacer compatibles los cuidados y el trabajo asalariado, la falta de respuesta institucional a la violencia de género o el machismo en el mundo rural, entre los asuntos de la mesa de debate por el 8 de Marzo

Adonina Tardón recibe el premio de la alcaldesa, Maribel Méndez; al lado, Lucía Velasco./ Foto Esther Martínez

 

Esther Martínez/Las Regueras

El Ayuntamiento de Las Regueras a través de la concejalía de Servicios Sociales celebró ayer el Día de la Mujer en la Casa de Cultura de Santullano, que se quedó pequeña para acoger la mesa redonda sobre brecha salarial y violencia contra las mujeres y para otorgar el reconocimiento de Mujer del año 2018 a la doctora Adonina Tardón.

En el coloquio, la ganadera Lucía Velasco, que se ha convertido en una figura mediática, ya que además de “Reguerana del año 2017”, es una de las imágenes de la campaña publicitaria de IGP Ternera Asturiana; Rosy Carbalho, esteticista y Elena Ocejo, presidenta de Abogadas por la Igualdad, moderadas por la concejala de Servicios Sociales, María Asunción Arias y recibidas por la alcaldesa, Maribel Méndez completaron la interesante ponencia donde se desgranaron temas como la conciliación laboral, el papel de la mujer en la zona rural, los casos de violencia más recientes, el papel de la publicidad y los medios de comunicación, etc.

Los alumnos del grupo de  teatro terapéutico iniciaron el acto, con un role-playing donde adoptaron papeles de personajes como Frida Khalo, Emilia Pardo-Bazán o Donald Trump.

Un dato que sorprendió gratamente a las ponentes fue la presencia de hombres, que aunque escasa, es cada vez más abundante.

Elena Ocejo insistió en que “no hay voluntad política; existen suficientes leyes y suficientes recursos y herramientas, pero se necesita dinero; para obtener resultados, hay que invertir y cumplir las leyes. Subyace una cultura patriarcal y machista en la que nos han educado y hay que aprender a visualizar todas las situaciones donde se está produciendo esa violencia. O vas con un ojo en la mano o no te creen. Es importante además la concienciación social”.

Lucía Velasco, que antes de ser ganadera fue soldado profesional, aseguró que “sigo encontrando más dificultades en la labor de ganadera que en el ejército. Allí tuve que demostrar durante un tiempo que era igual de válida; en la ganadería lo tengo que hacer a diario y lo sigo haciendo. Hay  tratantes que quieren esperar a que esté mi marido para vender o comprar una vaca”.

Rosy Carbalho que acaba de ser madre y trabaja en un centro comercial, en una franquicia de productos cosméticos y de estética, hizo hincapié en la dificultad de ser madre “cuando los horarios de apertura de estos comercios son de doce horas. Necesitamos escuelas infantiles o debemos dejar a nuestros hijos en casas de familiares y ya no es como antes, las abuelas trabajan y los niños andan rodando de casa en casa”. Aseguraba también que en otros países las leyes son más restrictivas con los horarios de apertura y “en España, cada día se intenta alargar más el mismo; se está pensando abrir más días hasta la medianoche». A lo que Elena Ocejo, añadió que “no se trata de conciliar sino de corresponsabilizar”.

Finalizó el acto con el nombramiento por decisión popular de la doctora Adonina Tardón como “Mujer del año 2018”, quien se mostró “feliz de recibir este premio, porque Biedes es el lugar donde crié a mis hijos y en el que me siento mejor”. Recientemente entrevistada por este medio, añadió que “afortunadamente desde que empecé en mi profesión, hace cuarenta años, hasta ahora las cosas han cambiado considerablemente respecto al papel de la mujer en el mundo de la ciencia. Antes debía pedir perdón por querer llegar a los mismos puestos que tus compañeros. Mi aspiración era llegar a conseguir puestos ocupados por ellos, no tener mi casa brillante”.

La asociación de mujeres “El Orbayu” colaboró con  la merienda de chocolate y rosquillas que puso el punto final al acto.

Las ponentes, en la Casa de Cultura de santullano/ Foto Esther Martínez

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa