Publicado el: 17 Mar 2018

Lóxica difusa

Por Pablo Suárez

[Al alta la lleva]

Ún de los mayores llogros de la política foi, quiciabes, el fechu de perfeccionar con claridá’l desenvolvimientu de la llamada lóxica difusa. Que llevada a la vida ciudadana diaria nun ye otro, en definitiva, que’l marcu teóricu que te permite dicir una cosa y la contraria al mesmu tiempu ensin que naide abra la boca nin te ponga de vuelta y media. Y, lo qu’entá ye meyor, dándote pa enriba aires d’un nuevu Confucio al que s’aplaude con devoción.
La estratexa del “consensu”, por exemplu, ye una aplicación sublime de la lóxica difusa. Garrái un problema, y ponéi que nun queráis dicir que sí nin tampoco que non. Abástavos entós con dicir que tais d’alcuerdu solamente si hai “consensu”. Si nun lu hai, nun fai falta más que dicir que nun ye abondo col qu’hai. Y si llega habelu, nesi casu ¿ónde ta’l problema…? Yo, de fechu, podría aceutar les idees más pelegrines que’l llector seya quien a imaxinar supeditándoles siempre -eso sí- a la esistencia d’esi “consensu” que nunca va haber. Como estratexa política ye, de xuru, maxistral.
Por eso pienso que s’equivoquen los que naveguen a estribor d’estes agües, porque, en realidá, nun-ys faía falta más qu’esixir “consensu”, y andando… Pero lo cierto ye que nun pudieron dexar de dir más acullá (¡maldita ideoloxía qu’arrastra y emburria!), y non contentos col “consensu” simplayu foro naventando socesivamente otres munches sentencies tribales, absurdes, comola xenial “equí lo único que se fala ye castellanu”, dela que la lóxica Aristotélica deduz, per aplicación del otru famosu lema qu’ellos mesmos parieron (de xuru que con grandes esfuerzos), que “castellanu sí, oficialidá non”. Y d’ello, polo tanto, acabamos deduciendo (aristotélicamente) qu’hai que desoficializar el castellanu n’Asturies!! Y yo cuido que por eso nun-ys presta la lóxica aristotélica, y prefieren de llargo la difusa…
Ciertamente, nun ta meyor el panorama pe les agües de babor, dende les que s’arrefundió una guapa metáfora d’altos vuelos (mui emponderada -claro ta- pola prensa estatal): “electricidá sí, siella eléctrica non”, que pue desenguedeyase na so complexa profundidá (¡quién lo diría!) gracies al paralelismu col lema yá conseñáu. Lo que vien demostrar, en definitiva, una vegada más, que ciertamente “too ye uno”, como enxamás dexó de repetir,e so sí, ensin “consensu”, aquel famosu sabiud e Mileto quenunca nun conoció, sicasí, la lóxica difusa…

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa