Publicado el: 19 Mar 2018

Piden 39 años de cárcel para los detenidos por vender droga en Grado

Los ocho acusados llevaban desde 2013 a procurando cocaína y hachis en la villa moscona, y también en Oviedo y Gijón y tenían contactos en Marruecos

Juzgado de Grado

 

Redacción / Grado

El fiscal ha pedido hasta 39 años de prisión a once personas implicadas en tráfico de drogas. La mayoría de las sustancias estupefacientes se vendían en Grado, aunque también en Gijón y Oviedo. A cuatro de ellos le fueron encontradas sustancias, dinero y objetos para la preparación de la droga en Grado y otro más en Yernes y Tameza. Las diligencias se siguen en el Juzgado número 1 de Grado.

Buscaban la clientela a través de contactos telefónicos previos y traían los pedidos de Gijón, aunque tenían contactos en Marruecos para el hachís. De hecho en un viaje que realizaron a Tánger fueron interceptados, una parte en Algeciras y el resto en Campomanes.

En el domicilio de uno de los detenidos, en Grado, se encontraron tres tabletas de 200 gramos y 2 de 100 de hachís así como resina de cannabis, todo ello valorado en 4.400 euros. También tenía dinero, y otros objetos, como una navaja. Otro de los detenidos tenía en su domicilio de la villa moscona una picadora de marihuana y dos móviles. Un tercer detenido, disponía en su piso de Grado de ketamina y metandrostenolona, una báscula de precisión y dinero obtenido de la venta de droga. El cuarto vecino de Grado tenía su domicilio en Casrtañeo. Se le encontró polvo cristalino para mezclar con sustancias estupefacientes y sacar más rendimiento económico a la venta de droga. Otro de los detenidos tenía un puño americano y cocaína. Entre los acusados hay uno que tiene su residencia en  Yernes y Tameza, en donde se le encontró una báscula de precisión y un teléfono móvil. Varios de los acusados ya habían cumplido penas de cárcel.

El juicio está señalado mañana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, a partir de las 10 horas.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa