Publicado el: 24 Mar 2018

El Ayuntamiento moscón encargará un informe sobre el topónimo Grau/Grao

La concejalía de Cultura decide estudiar la polémica tras la iniciar un grupo de vecinos, encabezados por Alfredo González Huerta, una recogida de firmas y una petición a favor de la ‘o’ final

Un cartel, con la ‘o’ pintada, a la entrada de la villa

La Voz del Cubia/Grado

La concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Grado está dispuesta a reabrir el debate sobre el topónimo del concejo, que en la actualidad, a raíz de un decreto aprobado en 2007, tiene una doble denominación (Grado/Grau). La iniciativa partió de un grupo de vecinos, encabezados por Alfredo González Huerta, que lanzaron una recogida de firmas en Internet y plantearon una petición por escrito al Ayuntamiento moscón, en favor de la ‘o’ final. El concejal de Cultura, Plácido Rodríguez, aplaude que el debate se produzca entre las dos formas asturianas del topónimo, dejando al margen el nombre castellanizado, que no usan los vecinos, y anuncia que se encargará un estudio al Servicio de Normalización Llingüística, recientemente puesto en marcha en colaboración con el Ayuntamiento de Candamo. También es posible que se plantee un conceyu abierto sobre la denominación.

Alfredo González Huerta destaca por su parte que hay documentación antigua a favor del topónimo “Grao”, que es el que usa mayoritariamente el vecindario, y ha lanzado la petición ante la culminación de los procesos de recuperación de la toponimia tradicional que se están produciendo en los concejos del entorno, como Oviedo o Candamo.

 

 

 

Comentarios:
  1. Jacob Lyles dice:

    Es parcialmente falso que el “topónimo del concejo, […] tiene una doble denominación (Grado/Grau).”

    El “autoproclamado doble denominación” es en realidad limitado legalmente a las denominaciones de la parroquia de Grado y de la villa de Grado.

    No parece que nadie se ha dado cuenta y ya llevan años rubricando papeles con 5 caracteres de más para presumir y quedar de guays. ¡Cuánto tinta malgastada!

    Supongo que cambio total requiere modificacion del estatut de autonomía de Asturias para efectuar el cambio del nombre oficial del concejo y eso es un poco complicado. Será igual de complicado (o más) convencer los vecinos que los nombres de sus pueblos no son los que conocieron y usaron sus padres y abuelos/es sino otros recién cuñados por “estudiusus” para la ocasión o revalidados por informes de interesados.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa