Publicado el: 29 Mar 2018

“No hay dos tumores iguales”

Mario Fernández Fraga, de raíces quirosanas, investiga los mecanismos epigenéticos del cáncer y el envejecimiento y colabora con la NASA

El investigador Mario Fernández Fraga

Beatriz ÁLVAREZ/Quirós
Mario Fernández Fraga (Lena, 1971) dirige el laboratorio de Epigenética de Cáncer y Nanomedicina. Titular del Consejo Superior de Insvestigaciones Científicas (CSIC), biólogo, bioquímico y doctorado en Epigenética, tiene una brillante carrera investigadora, centrada el envejecimiento y cáncer.
Quirosano por parte de padre (José María de San Salvador), su vinculación con Quirós fue muy estrecha. «De críos íbamos todos los fines de semana a ver a mis abuelos Casimiro y Oliva. Muchos de los recuerdos hasta los 18 años están allí. Estaba totalmente integrado en la sociedad quirosana”, afirma. Le quedan buenas amistades, como Luis Javier el hijo de Ana Mari, “con el que tengo una relación como familia”, o con Julieta, Gigi.
Dos carreras y un doctorado lo llevaron a Madrid, y a dejar su deporte, la bici, en el que competía.
Mario no sabe muy bien si la investigación le eligió a él o fue al revés: «Hay un factor de suerte, el esfuerzo es muy importante, pero la suerte en un momento determinado puede facilitarte mucho el hacer una carrera investigadora».
En Madrid trabajó con el prestigioso bioquímico Mariano Barbacid. Desde allí barajó las posibilidades que tenía y decidió volver a Asturias, lo que le ha permitido seguir muy vinculado a Quirós, donde suele ir a menudo, y lleva a comer a sus compañeros.
Su campo es la Epigenética, «los procesos químicos moleculares que ocurren en el ADN y que sirven para regular lo que ocurre en nuestros genes. Estos procesos se ven alterados por el cáncer y el envejecimiento. La Genética por su parte estudia el propio código del ADN. Nosotros los procesos químicos que regulan este código. Son cosas diferentes». Los avances son grandes, afirma, pero «el problema está en que la casuística es enorme. En general hablando de biología molecular del cáncer ha habido grandes avances, en algunos tumores como por ejemplo el cáncer de mama se ha conseguido revertir la estadística, pero aún así, algunos hoy en día aún son incurables. No se puede hablar de cáncer como una enfermedad única, cuando nos hablan de cáncer siempre hay que preguntarse ¿qué cáncer?». Y es que hay, dice, tantos cánceres como individuos,»hay muchos que son parecidos pero no hay dos tumores iguales. El mundo se pregunta si llegará una cura para el cáncer, que llegará, pero lo más importante es que cada día llega la cura para un subtipo de cáncer, la pregunta que hay que hacerse es ¿a qué ritmo vamos a ir curando los distintos tipos tumorales?». Y es que son las mutaciones las responsables de la mayoría de los tumores, y se producen de forma espontánea toda la vida. “El cuerpo tiene mecanismos para eliminar esas mutaciones pero a veces no ocurre y se genera la enfermedad”. Los factores de riesgo, como el sol o el tabaco, “aumentan el número de mutaciones que aparecen de forma esporádica y ahí estriba el problema», resume.
Como jefe del Grupo de Epigenética, Mario Fernández destaca el importante esfuerzo investigador que se está haciendo en Asturias. «En estos días por ejemplo sale un artículo en Nature. También estamos colaborando con la NASA para estudiar el efecto sobre el organismo de la ingravidez en el espacio. Para ello, vamos a analizar alteraciones epigenéticas en ratones que se van a enviar a la Estación Espacial Internacional. Son cosas que se están haciendo en Asturias y que mucha gente no conoce”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa