Publicado el: 16 Abr 2018

Salas “defenderá donde sea necesario” la subasta del ‘campanu’

El Alcalde pide “respeto” para las tradiciones: “A nadie se le ocurriría hacer un descenso de piraguas en el Narcea”

Las asociaciones de pescadores lamentan la polémica, aunque ven el conflicto de difícil solución

Asistentes a la feria del salmón de Cornellana/ A. P. Feito

A. P. F./ Redacción/Grado

El Ayuntamiento de Salas defenderá “donde sea necesario” la subasta del campanu en Cornellana y no descarta llegar a los tribunales, ya que “la única subasta autorizada para subastar el campanu de Asturias es Cornellana, en Salas”. “Se trata de una tradición ribereña que nació en el río Narcea y el Ayuntamiento de Salas defenderá este título en los próximos meses donde se resuelven estas cosas”, manifestó Hidalgo, que considera que no es “con discusiones entre las riberas” como se dirime el conflicto. “Pedimos respeto a las tradiciones, y a la subasta del campanu. A nadie se le ocurriría organizar un descenso de piraguas en el río Narcea”. El Ayuntamiento convocará nuevamente la subasta del campanu si sale en el Narcea en los próximos días.
Por su parte, asociaciones de pescadores como Las Mestas del Narcea lamentan la polémica. “La administración es la que tiene que decidir pero mientras exista la lógica libertad del pescador de hacer lo que le dé la gana con su campanu, no hay nada que hacer. Soy uno de los que más le duele que no se haya subastado aquí pero está claro que algún año tenía que pasar”, afirma su presidente, Enrique Berrocal. Otros pescadores, como el trubieco Ángel López García, Iti, apuestan también por mantener la tradición en Cornellana, “que fue la que empezó con la subasta del salmón”, pero considera que el conflicto tiene difícil solución. Sobre la subasta en sí, Iti considera que debería hacerse a cambio de una donación, no por dinero, “no estoy de acuerdo con la subasta en sí”.

El primer salmón de la temporada fue pescado por Juan Antonio González Menéndez, ‘el Sastrín’ de Ribadesella, ayer al mediodía en la zona libre de El Arcu, en el río Sella. Se trata de un ejemplar de casi 7,2 kilos de peso, 87 centímetros de largo y 46 de perímetro capturado con cebo natural (merucu y quisquilla). Fue subastado en Cangas de Onís, y obtuvo un precio de 11.900 euros.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa